Amordazado y de manos atadas apareció este lunes Sebastián “Cuchillo” Eyzaguirre, uno de los conductores del programa Caiga Qquien Caiga (CQC), luego que en el capítulo anterior realizara un violento comentario acerca de la modelo Gala Cardirola. “Está para matarla” dijo tras presentar un video en el que la joven española bailaba reggaeton en ropa interior, luciendo su embarazo.

El comentario fue duramente criticado no sólo a través de redes sociales y por organizaciones de derechos humanos, sino también logró congregar cientos de denuncias al Consejo Nacional de Televisión.

Pese a que el periodista esgrimió disculpas, continuó la polémica tras atacar a un ilustrador que graficó el hecho como un ejemplo del machismo vigente. Machismo que el mismo comunicador defendió en noviembre de 2017, asegurando a Publimetro que en CQC “Somos machistas y no hay problema en decirlo. Es parte de su esencia y no lo negamos”.

En la segunda emisión de la temporada 2018, el periodista apareció los primeros cinco minutos del programa atado de manos y con un pañuelo en la boca, haciendo alusión a la imposibilidad de expresarse libremente, ante la ola de críticas por sus comentarios. Actitud que no fue bien recibida por parte de la ciudadanía, quienes percibieron el hecho como una burla para la lucha por los derechos de las mujeres en un país que destaca tristemente por sus altos niveles de machismo y altas cifras de femicidios en los últimos años.