“Está para matarla”.

Eso fue la agresiva frase que dijo Sebastián “Cuchillo” Eyzaguirre, conductor de Caiga Quien Caiga (CQC), para referirse a la modelo española Gala Caldirola mientras el programa de CHV mostraba los Insta-five, la sección que reemplazó a los históricos Top 5 de la TV chilena.

Tras el comentario, Eyzaguirre fue sumamente criticado en redes sociales por hacer una apología a los femicidios. Una de las voces críticas fue la del ilustrador y activista Mathias Sielfeld, más conocido como OyeMathias, quien subió una viñeta criticando la frase junto a un texto que decía:

“Esta misma persona hace un tiempo se refirió a la linea editorial de su programa como “Somos machistas y no hay problema en decirlo. Es parte de su esencia y no lo negamos”.

[Mira la entrevista de El Desconcierto: Mathias Sielfeld, el ilustrador detrás de OyeMathias: “La homofobia es ver al otro como un ser no humano”]

El lenguaje crea realidad. Quise documentar la frase de Sebastián Eyzaguirre en CQC, programa chileno de la televisión abierta. El lunes, en medio de una sección del programa (Insta-five), mostraron un video de una modelo española bailando una canción de Daddy Yankee. Al momento de comentar el video, Sebastián Eyzaguirre, dijo sobre la modelo: “Está para matarla”, al ver la reacción que podría tener su comentario complementó con un “Está muy rica, está muy linda. Que se entienda bien”. Esta misma persona hace un tiempo se refierió a la linea editorial de su programa como “Somos machistas y no hay problema en decirlo. Es parte de su esencia y no lo negamos”. Espero que pronto programas de esta índole dejen de tener pantalla. También puede apoyar mi trabajo y acceder a material exclusivo en patreon.com/oyemathias #iPadPro #Procreate

Una publicación compartida de Oyemathias (@oyemathias) el

El tema es que “Cuchillo” no pudo dejar pasar la crítica y le respondió en los comentarios de la publicación -sin ningún tipo de mea culpa-el siguiente texto: “Oye Salame moralista. De seguro eres el prístino pajero que vive buscando el error ajeno para justificar su insufrible vida”.

Luego remató con: “De seguro en tu vida no le ganaste ni al mal aliento. Me encanta lo preocupado que estás de mí”.