Bárbara Rivas Valdivieso es una de los nueve médicos que se encontraba de turno el sábado pasado en la urgencia del Hospital de Chañaral (Región de Atacama) y a través de su cuenta de Facebook denunció haber sido detenida por oponerse al traslado injustificado de una niña del Sename a un hospital psiquiátrico.

“El día sábado 25 de agosto alrededor de las 21 horas, entra a la urgencia donde me encontraba de turno una supuesta jueza de Chañaral sin una identificación formal, ordenándome verbalmente, sin una orden escrita de tribunal, que tenía que trasladar al hospital de Copiapó, unidad de psiquiatría una menor del hogar del Sename de inicial S por su mala conducta en ese instante”, comienza el relato que publicó la mujer en la red social.

La médico cuenta en el texto que le explicó a la mujer que quedaban muy pocas ambulancias y que trasladar a alguien a esa comuna implicaba perderla por al menos cinco horas, por lo que tenía que velar por el bien común y los 13 mil habitantes de Chañaral. Así, agregó que no podía darse el lujo de trasladar a alguien que no tiene un criterio médico y perder un recurso que podría ocupar en alguien con riesgo vital.

“Después de hacerle la debida evaluación médica a S, de 12 años, y darme cuenta que es una niñita brillante, respetuosa, atenta, cariñosa, capaz de explicarme la situación, decido que no tiene un criterio médico de traslado, además de que en ese momento no había psiquiatra en Copiapó que la evaluara y sólo la iba a mandar a pasar hambre y frío a ese hospital”, sigue el relato.

Luego de su diagnóstico, Rivas asegura que la supuesta jueza ordenó su detención por la infracción de “desacato” y fue retirada de sus servicios, por lo que debió pasar la noche en el calabozo y dejó a las urgencias de la comuna con un profesional médico, “por el simple hecho de no querer que una niñita sea internada cuando no lo amerita”.

En el relato la mujer aseguró que por estos días sus abogados están analizando el caso para interponer acciones judiciales y que “todas las circunstancias asociadas a mi detención, podrían constituir la comisión del delito de vejaciones injustas y apremios ilegítimos por parte de los funcionarios públicos involucrados”.

A ti, mi querida S, lamento no haberte podido defender con más fuerza, por que tu mayor “enfermedad” es haber nacido en el lugar equivocado, lamento que a tus papás se los hayan llevado las drogas, lamento que a tus 12 años tu preocupación sea que tu hermano no se vuelva un delincuente y no jugar, por que después de 10 minutos que conversamos me diste un abrazo, ¿hace cuánto que alguien no te escuchaba?”, finaliza el texto.

Estimados todos los que quieran leer: Soy médico general de zona en la comuna de Chañaral, donde somos 9 médicos para…

Publicado por Bárbara Rivas Valdivieso en Martes, 28 de agosto de 2018