Los anuncios de los últimos días del diputado liberal Vlado Mirosevic y la diputada la humanista Pamela Jiles de abandonar las presidencias de la Comisión de Relaciones Exteriores y Familia, respectivamente, han provocado varias reacciones al interior del Frente Amplio.

Además de un sentido lamento que la decisión de Jiles desató en las redes sociales de los frenteamplistas, la elección de Mirosevic también dio lugar a varias respuestas de diputados y líderes de la coalición.

Uno de los que habló fue Giorgio Jackson (RD) quien, en conversación con El Mercurio, indicó este miércoles que ante la falta de una instancia congresal dentro del Frente Amplio (FA), estos episodios se podrían repetir. “Estamos dando un triste espectáculo en nuestras faltas de coordinaciones, y parte de eso es porque no tenemos una mesa nacional con capacidad para dar atribuciones para poder darle conducción al FA”, dijo.

El parlamentario insistió que desde su partido no apuestan por por vetar a ninguna fuerza, pero insistió en que la tardanza en la realización del congreso frenteamplista se debe a una “mesa nacional que no está dando abasto, no tiene la representatividad ni gobernanza para conducir el desafío que tenemos como FA”.

De hecho, para la tarde de este miércoles estaba prevista la convocatoria de la Mesa Nacional que debía resolver la continuidad del diputado en el cargo, pero Mirosevic y su partido decidieron anticiparse sin someterse a la decisión de su propio conglomerado, y anunciaron la renuncia.