“No es correcto que en un recinto como las Fuerzas Armadas, se destaque a un ex oficial que está condenado por delitos gravísimos”. Así se expresó este martes el ministro de Defensa, Alberto Espina, tras el polémico homenaje que el Ejército realizó al ex agente de la DINA Miguel Krassnoff el 6 de octubre en la Escuela Militar.

“Nosotros tenemos que aprender que nuestro Ejército es un Ejército que no debe ser jamás usado para actividades que no digan relación con los valores y principios que representa”, agregó.

Este martes, el Ejército llamó a retiro a los oficiales Miguel Krassnoff Bassa, hijo del ex agente, y al director de la Escuela Militar, coronel Germán Villarroel, por sus “faltas a la disciplina que derivaron en un gravísimo daño provocado a la institución”. Sobre esta sanción, Espina dijo que “la decisión me parece justa, adecuada y significa nada menos que oficiales que tienen 30 años de actividad, como el director de la Escuela, es muy duro que se le pida la renuncia y tenga que retirarse”. El ministro de Defensa insistió que estas decisiones no tienen que ver con presiones “de la izquierda”: “Jamás voy a tomar una decisión en relación al Ejército de Chile bajo ninguna presión”.

En cambio, en referencia a la petición de agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos de remover al comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, Espina descartó que éste fuera apartado de su cargo y le entregó su apoyo: “El comandante en jefe ha actuado en forma absolutamente correcta, adecuada. Él instruyó la investigación, consultó a quienes correspondían y por lo tanto, no hay ningún fundamento para eso”, aclaró.

“Cuando alguien habla de degradar, eso solo es posible en virtud de una sentencia condenatoria de acuerdo al Código de Justicia Militar, y en este caso no hay sentencia porque no hay un delito”, dijo.