El ministro de Agricultura, Antonio Walker, volvió a cuestionar la campaña que evidenció el conflicto por el agua en la provincia de Petorca, Región de Valparaíso. El secretario de Estado aseguró que esto podría tener efectos indeseados sobre los principales mercados importados de palta.

En el último año, diversos medios internacionales han hecho eco de la grave situación que viven los habitantes de la zona: las noticias recalcan que los productores de paltos están acabando con lo poco que queda de agua en la zona y que incluso hay supermercados donde se evalúa dejar de comprar paltas de dicho origen.

La televisión alemana, la prensa de Dinamarca y el periódico británico The Guardian han hecho eco de las preocupaciones de Petorca, entrevistando a los dirigentes del Movimiento de Defensa por el Acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medio Ambiente (Modatima).

En este escenario, el ministro Walker aseguró que “ir a hacer campaña fuera de Chile -nuestros propios compatriotas- es una falta de lealtad para con el país. La ropa sucia se lava en casa, los problemas tenemos que resolverlos acá”.

El secretario de Estado aseguró que “la agricultura es la oportunidad que tenemos para terminar con la pobreza rural yno pueden pagar justos por pecadores porque nosotros tenemos 350 mil hectáreas de frutales y hemos conquistado 140 países por nuestra práctica sustentable. Entonces que estemos saliendo al extranjero por temas puntuales para desprestigiar la agricultura chilena es grave”.

De todos modos, Walker cuestionó que la producción se desarrolle a costa del agua de las comunidades: “No es la forma de hacer agricultura; por tanto condenamos esa situación, pero también hay mucha gente que tiene una producción agrícola armónica, con gran respeto por el medio ambiente y las personas”.

Por último, insistió en que “no podemos por ciertos lunares salir a desprestigiar al país y a una forma de hacer agricultura que ha sido exitosa en el mundo”. Hace unos meses, el ministro había realizado las mismas críticas: “Hay que ser muy desleal con el país para salir a fuera de Chile a propagar que aquí no se hace agricultura sustentable. No por un lunar, un problema muy particular en una provincia muy chica, vamos a poner en duda la seriedad de la agricultura chilena”, sentenció.