El humorista Álvaro Salas, quien enfrenta una demanda de paternidad, insiste en desligarse de su responsabilidad como padre. El comediante se sometió a un segundo examen de ADN que arrojó más de un 99% de coincidencia con el hijo de Soledad Rodríguez. Sin embargo, no quedó satisfecho.

Según informó el programa Intrusos de La Red, Salas pidió realizar una tercera muestra de ADN para comprobar que el joven de 17 años sea su hijo. Los resultados del segundo examen se conocieron el pasado 19 de octubre, pero el humorista se presentó el pasado lunes ante los tribunales para exigir la posibilidad de realizarse una nueva prueba.

Tras la noticia, Soledad, madre del joven, señaló que “la gente habla, pero no saben la realidad. No he contado todo para no perjudicarlo más. Pero él sabe que pasaba un año y no ayudaba. Él era un papá presente y no siempre me ayudó. No me ayudó todo el rato durante los 16 años. Lo dejaría muy mal parado si contara todo”.

Hace unas semanas se conoció una carta del hijo del comediante, quien detalló el difícil proceso que ha vivido desde que su padre se niega a reconocerlo: “Para mí, Álvaro es la persona más hipócrita y falsa que conocí en mi vida. La única imagen que tengo es de una persona que le importa mil veces más quedar bien él, que otro. Un hombre sin respeto al prójimo. Hoy sólo quiero que esto termine”, escribió.

Hasta ahora no se sabe cuándo se conocerán los resultados del nuevo examen, instancia en la que la justicia tendrá que pronunciarse sobre el veredicto final de la demanda de paternidad.