La diputada Camila Rojas fue uno de los 26 votos en contra del proyecto Aula Segura, el que finalmente fue aprobado por 110 votos a favor durante la jornada de ayer lunes, del que continúa siendo una de sus críticas, ya cree no resolverá ninguno del temas para los que fue creada.

La parlamentaria de Izquierda Autónoma conversó con Rayén Araya en #AquíYAhora para ahondar en su crítica a la iniciativa del gobierno que ahora está lista para ser proclamada Ley luego de su paso por la Cámara de Diputados.

“La sensación que tengo es de preocupación por el proyecto que salió, se le pudieron hacer mejoras que nosotros propusimos en la comisión Educación”, indicó la ex presidenta de la FECh en el año 2016 sobre la iniciativa que aumenta las facultades de los directores de colegios para expulsar a los estudiantes involucrados en hechos de violencia.

Sobre las modificaciones que no fueron consideradas, Rojas detalló que “propusimos cambios que nos parecían necesarios pero no contamos con los votos del oficialismo ni de la DC“.

Pero lo más grave para la parlamentaria frenteamplista es que “el proyecto que sale no va a dar solución al problema de la violencia y lo que se ha hecho por estos más de 50 días con el proyecto es presentar un problema que si bien es real, no va a dar solución a esto que se vive al interior de la comunidad educativa”.

“Estamos frente a un asunto al que el gobierno le ha puesto el foco. El gobierno se muestra preocupado pero presenta proyecto que no va dar solución a ojos de quienes están en las aulas y de los expertos con los que hemos compartido”, sostuvo la diputada.

En la misma línea, añadió que  “el gobierno ha errado y nos ha tenido dos meses hablando solo de esto en la educación y eso es preocupante porque no es el único problema en esta área”. Es por lo anterior que Camila Rojas califica como una “maniobra mediática muy poco sincera, muy poco genuina del gobierno”.

La diputada del FA también enfatiza que las sanciones que implementará Aula Seguro “solo son para estudiantes y los caso registrados de violencia son de adultos, de apoderados contra profesores”. Finalmente zanja que “es preocupante que se haya aprobado una ley que no de soluciones a los casos de violencia que se dan en las escuelas”.