A través de un texto que hizo llegar hasta el jefe de gabinete del ministro de Justicia, Alberto Espina (RN), el almirante y comandante en Jefe de la Armada, Julio Leiva Morales, detalló sus razones con las que se opuso a que la institución retire una estatua que homenajea a José Toribio Merino, integrante de la Junta Militar.

El monumento fue levantado en 2002, durante el gobierno del entonces presidente Ricardo Lagos, y a través de una carta dirigida al actual titular de Defensa, en agosto pasado la Asociación “Ciudadanos por la Memoria” solicitó que ordenara retirarla del Museo Naval y Marítimo de Valparaíso.

“Merino Castro se amotinó contra su Comandante en Jefe y usurpó el mando de la Armada para iniciar el golpe de Estado de 1973. Tuvo, indiscutiblemente, la responsabilidad del mando por las violaciones de derechos humanos cometidos por personal de la Armada durante toda la dictadura, tiempo en que permaneció a la cabeza de la institución”, esgrimía el documento.

Además, desde la agrupación señalaron que es “impresentable que en un país democrático sea objeto de homenajes por una institución del Estado de Chile. Ese homenaje abandera políticamente a la Armada, una institución que debiera ser de todos los chilenos, y la enajena de una buena parte de la ciudadanía”.

Sin embargo, según consigna La Tercera, frente a la solicitud, Leiva Morales argumentó su negativa en que la estatua se encuentra al interior del inmueble fiscal que alberga el Museo Marítimo Nacional y que, por lo tanto, “no se trata de un ‘monumento público’, dado que ese inmueble no corresponde a alguno de los lugares públicos a que se refiere el articulo 17° de la ley N° 17.288, sobre Monumentos Nacionales”.

Además, agrega que “con la estatua erigida en memoria del Almirante Sr. José Toribio Merino Castro (Q.E.P.D.), la Armada de Chile ha hecho un reconocimiento a su persona en su calidad de ex Comandante en Jefe de la Armada, sin vulnerar disposición legal o reglamentaria alguna”.

La negativa además se realiza pese a que en agosto pasado la Cámara de Diputados aprobó, con 73 votos a favor, un proyecto de acuerdo que buscaba el mismo propósito.