Durante la tarde y noche del pasado jueves, diversas zonas del país vivieron protestas y manifestaciones por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca. En la capital, cientos de personas denunciaron por redes sociales la excesiva represión policial de Carabineros en las calles y se sumaron a pedir la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick.

A la vez, durante la misma jornada, circularon anuncios de interpelación contra el secretario de Estado de parte de la oposición, además de llamados de renuncia para el Intendente de La Araucanía, Luis Mayol, por haber entregado una versión inicial en donde aseguraba que Catrillanca había participado del presunto robo de automóviles al momento de recibir una bala por la espalda en su cabeza.

Desde Sigapur, Sebastián Piñera salió en defensa de ambas autoridades y recalcó que “la interpelación es una institución que es parte de nuestra constitución, por tanto, me parece muy bien que el ministro del Interior y de seguridad publica pueda explicar lo que estamos haciendo en materia del plan Araucanía y lo que estamos haciendo para mejorar la seguridad y La Paz de todos nuestros compatriotas”.

A la vez, agregó que “respecto a los pedidos de renuncia, quiero recordar que los cargos de intendentes y de ministros son de la exclusiva confianza del Presidente”.

Piñera defendió el actuar de los policías en territorio mapuche y aseguró que “en la localidad cercana a Ercilla, cuatro mujeres fueron violentamente asaltadas por encapuchados. En consecuencia, el deber y obligación del gobierno y de Carabineros era proteger a las víctimas y perseguir a los presuntos delincuentes y eso fue lo que hizo carabineros”.

Además, recalcó que “ya se designaron dos fiscales con dedicación exclusiva para que puedan investigar en plenitud y conocer toda la verdad de lo que ocurrió en ese lamentable incidente que le costó la vida a un comunero mapuche. Por lo tanto, vamos a esperar la investigación para tomar todas las medidas que sean necesarias”.

“Nuestro compromiso con la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico es total y absoluto. Y nuestro compromiso con llevar adelante el plan de la Araucanía que va a permitir un desarrollo económico social, que va a permitir promover la cultura, el idioma, las costumbres, las tradiciones de nuestros pueblos originarios es también total y absoluto”, destacó el Mandatario.

Por último, Piñera recalcó que el gobierno tiene “una misión a cumplir y un programa a desarrollar por eso nos eligieron una amplia mayoría en diciembre del año pasado. Y esa misión es que Chile recupere su capacidad de crecer (…) y nada, ni nadie nos va a desviar del cumplimiento de nuestra misión y nuestro programa porque ese es nuestro compromiso con todos los chilenos”.