fbpx
Nacional

Entrevista a Alberto Millán: la apuesta del NAU para ganar la segunda vuelta de la FEUC

Por: admingrs / Publicado: 29.10.2014
Entrevista a Alberto Millán: la apuesta del NAU para ganar la segunda vuelta de la FEUC /
A comienzos de noviembre se realizará la segunda vuelta para elegir la lista que estará a la cabeza de la Federación de la Universidad Católica (FEUC), la que a su vez es importante vocera de la Confech. El movimiento Nueva Acción Universitaria (NAU) ha estado a la cabeza de la FEUC desde el año 2008, […]

alberto millánA comienzos de noviembre se realizará la segunda vuelta para elegir la lista que estará a la cabeza de la Federación de la Universidad Católica (FEUC), la que a su vez es importante vocera de la Confech. El movimiento Nueva Acción Universitaria (NAU) ha estado a la cabeza de la FEUC desde el año 2008, siendo su primer presidente el actual asesor del Ministerio de Educación, Miguel Crispi. Este NAU pasó a segunda vuelta pero a distancia de su competidor, lo que podría abrir la puerta a que el movimiento gremialista, creado por Jaime Guzmán, retorne a la Confech.

El Desconcierto conversó con Alberto Millán, estudiante de periodismo, proveniente de La Serena y candidato a presidente por el NAU, quién aseguró que se siente optimista. Millán y el NAU apuestan a mantener por un octavo año una de las federaciones con mayor influencia en el movimiento estudiantil. Pero más allá de las proyecciones y las propuestas de campaña, comentó la relación del NAU con Revolución Democrática, los errores que ha cometido el llamado “bloque de conducción” de la Confech y la poca representatividad del monseñor Ezzati en la concepción del catolicismo que se enseña en la PUC.

¿Cómo evalúan la primera vuelta en las elecciones de la Feuc, donde no alcanzaron la primera mayoría?

Estamos contentos porque los estudiantes de la universidad nos dieron la oportunidad de disputar una séptima federación a pesar de que no fueron los mejores porcentajes, son muy parecidos a los del año pasado, lo que nos pone en una posición optimista.

Hay que pensar que también competimos contra el movimiento gremial, donde en general hay diferencias en casi todos los temas que se pueden tratar en las elecciones, como por ejemplo los derechos de los trabajadores de la universidad.

Nosotros estamos a favor de terminar con el régimen de subcontratación, cuando hablamos de gobierno universitario creemos en uno mucho más transparente y participativo de parte de la comunidad universitaria. También cuando hemos hablado sobre la reforma educacional nosotros nos hemos opuesto al lucro, a diferencia de ellos, y creemos que las familias no pueden elegir según su poder adquisitivo, sino que el modelo educativo sea mucho más inclusivo más igualitario.

Estamos convencidos de que la mayoría de los estudiantes de la Católica, hayan o no votado por nosotros en la primera vuelta, creen que la universidad tiene que ser parte de las transformaciones que este país necesita y no que la Católica sea un actor que se margine de eso o que sea reaccionario.

 ¿Cómo analizan el crecimiento en votos que tuvo la otra lista con identidad de izquierda, “Crecer”?

No sé si me corresponde hacer un juicio en particular, pero sí valorar que Crecer es un movimiento que comparte en términos generales nuestra visión de cómo tiene que ser la educación, mucho más inclusiva mucho más igualitaria, sin segregación, sin desigualdades, sin estafa. En ese sentido, que esas posiciones se fortalezcan dentro de la Universidad Católica, que tiene un estigma de ser muy conservadora, es muy valorable.

¿Han tenido acercamientos y conversaciones para obtener el apoyo de Crecer en esta segunda vuelta?

Yo como candidato no veo esas cosas en particular, pero haya o no conversaciones, vamos a apelar a las sensibilidades en común que tenemos, sobre todo con el trabajo en conjunto que se puede hacer a nivel de movimiento estudiantil. Hay que pensar en que el próximo año va a haber reformas sobre la mesa y creo que la mayoría de los estudiantes de la universidad, sobre todo los que votaron por ellos y por nosotros, no creen que la universidad tiene que ser un actor reactivo, que defienda el lucro y la libertad de algunos de elegir lo que otros no pueden elegir.

¿Cómo ha afectado la relación del NAU con Revolución Democrática y su presencia en el gobierno de la Nueva Mayoría?

Yo creo que fue un escenario muy complejo también para el movimiento estudiantil en que quizás todos los actores no supimos leer bien el panorama y de repente se dieron mucho más la divergencias que las convergencias en la opinión pública.

Eso es una percepción generalizada y es obviamente complejo pero la verdad es que nosotros, una relación formal, de trabajo, no existe. La única relación que hay es que ex miembros del NAU, que son algunos, no todos, que participan de esa plataforma, lo cual yo también encuentro que es valorable.

Claro, pero son los rostros más visibles, como Giorgio Jackson y Miguel Crispi…

Sí, pero así también los hay en otros espacios. Diego Vela trabaja en Educación 2020, Joaquín Walker en la Democracia Cristiana y así hay muchas otras personas del NAU que trabajan en distintas organizaciones, ni siquiera partidos políticos.

¿Crees que la creencia en ese vínculo -especialmente por la cercanía de RD con el gobierno- pudo haber afectado la votación del NAU este año?

Si la gente cree que el NAU es parte del gobierno y esas teorías conspirativas son parte de la opinión general, obviamente nos afecta, pero la verdad nosotros tomamos las decisiones democráticamente en asambleas, elegimos nuestra lista de federación de esa forma, elaboramos nuestro programa de esa forma y no solamente nosotros, también invitamos a otros miembros de la comunidad universitaria. Entonces no hay ninguna relación de dependencia y por eso aprovecho esta instancia para aclararlo.

Una de sus consignas es “Contigo la UC es pública” pero en términos concretos pertenece a la Iglesia Católica, ¿Cuál es su apuesta hacia la educación superior privada en el debate de la reforma educacional?

Lo que he escuchado del ministro Eyzaguirre es que va haber tres criterios para que haya gratuidad: que los aranceles estén fijados según los aranceles que tiene el Mineduc, que las universidades estén acreditadas -y nosotros esperamos que con un nuevo sistema de acreditación mucho más exigente-, y por último que haya un 20% de la matrícula que sea de los dos primeros quintiles. Yo creo que esas cosas no son suficientes pero sí me parecen razonables y esperamos que Eyzaguirre cumpla su palabra y que también, cuando hable de financiamiento, sea directo a las instituciones y no a través de vouchers que replican lógicas de competencia que hacen que las universidades abran o disminuyan sus vacantes desreguladamente. En los términos en que se ha dado la discusión, las instituciones privadas no estarían al margen de eso.

Ahora yo también esperaría que haya ciertas exigencias en temas de libertad de cátedra cuando se hable de instituciones privadas. Por ejemplo, algo que nosotros hemos cuestionado dentro de la universidad es que hay temas que no se pueden tocar, sobre todo de índole valórica. Se nos dice que la universidad es un proyecto confesional, católico, pero la verdad que nosotros creemos que el catolicismo es mucho más que la posición que monseñor Ezzati pueda tener respecto a ciertos temas. Ya vimos la polémica que hubo hace unas semanas entre él y otros sacerdotes. El catolicismo es mucho más que una visión muy conservadora que se opone a tratar ciertos temas.


Han surgido bastante críticas al llamado “bloque de conducción” del Confech respecto a la capacidad de convocatoria y la manera en que han enfrentado la reforma. ¿Cuál es su evaluación del año?

confech 2Este año en particular fue muy complejo, yo creo que principalmente hay un nuevo gobierno que exponía ciertas reformas y la ciudadanía estaba expectante también a ver cómo se resolvían. Yo creo que fue un escenario muy complejo también para el movimiento estudiantil en que quizás los actores no supimos leer bien el panorama y de repente se dieron mucho más la divergencias que las convergencias en la opinión pública.

Esto es algo que el próximo año, cuando estén las reformas sobre la mesa, no puede volver a pasar y es algo en lo que nosotros como NAU, si es que somos FEUC 2015, vamos a intentar que el movimiento sea fuerte en sus convergencias, en las propuestas que generan unidad, porque entendemos que solamente de esa forma vamos a ser un actor relevante la discusión educacional.

Eso es importante también porque, cuando hemos dejado de ser un actor relevante en esa discusión, la derecha defendiendo temas como el lucro o la libertad de algunos por sobre otros, ha tomado espacio y eso es algo que no deberíamos permitir pensando, que el diálogo tiene que ser entre las propuestas del gobierno y la ciudadanía y no entre unos sectores particulares que defienden intereses particulares y el gobierno.

Contenido relacionado
«¿Y la fraternidad?»: Colegio Alianza Francesa anuncia externalización de servicios y despide sin previo aviso a 40 funcionarios y profesores

«¿Y la fraternidad?»: Colegio Alianza Francesa anuncia externalización de servicios y despide sin previo aviso a 40 funcionarios y profesores

Aracely Leuquén es desaforada por escándalo tras agredir a trabajadores en un pub de Las Condes

Aracely Leuquén es desaforada por escándalo tras agredir a trabajadores en un pub de Las Condes

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar
Servel trabaja para implementar voto anticipado a contar de las elecciones de abril

Servel trabaja para implementar voto anticipado a contar de las elecciones de abril

Chilenos y chilenas en el extranjero exigen mecanismos de votación que no impliquen desplazarse geográficamente a un consulado

Chilenos y chilenas en el extranjero exigen mecanismos de votación que no impliquen desplazarse geográficamente a un consulado

México y Grupo de Puebla piden la renuncia del secretario general de la OEA por intervenir en asuntos internos de Bolivia

México y Grupo de Puebla piden la renuncia del secretario general de la OEA por intervenir en asuntos internos de Bolivia