En medio de la angustia que existe hoy que ya van cinco días desde la desaparición de Emmelyn, la menor de 11 años que fue secuestrada en Licantén y cuya búsqueda tiene al país en vilo, el empresario Leonardo Farkas quiso hacer una llamativa contribución en su particular estilo.

“Ofrezco 10 millones de pesos a la persona o grupo que encuentre a la pequeña Emmelyn y la entregue a las autoridades”, escribió el empresario a través de cuenta de Facebook.

Pese a los esfuerzos que han realizado los 150 efectivos policiales que ejecutan las labores para encontrar a la menor y su captor José Manuel Navarro Labbé, aún no es posible dar con su paradero.

Sin embargo, a pesar de que la iniciativa fue aplaudida por un grupo importante de personas de redes sociales, también surgieron usuarios que criticaron el anuncio, al igual como también hicieron desde Carabineros, institución que señaló que la colaboración de terceros puede “alterar las evidencias”.

En redes de hecho, señalaron que incentivos como ese pueden entorpecer las labores de búsqueda y el surgimiento de pruebas falsas, y apuntaron al “constante afán de figurar” del empresario y a que la mayoría de los chilenos podría colaborar aún de forma gratuita.