Una dura denuncia contra Carabineros fue realizada por el padre de un joven de 17 años, que asegura haber sido golpeado por los funcionarios policiales de una comisaría.

Ítalo Retamal, padre del joven, realizó la denuncia a través de su Facebook donde relató que el joven fue ingresado a la comisaría cuando iba a su casa tras asistir al colegio.

“Mi hijo Vicente, de 17 años, un joven bello, con un corazón enorme, acaba de trasladarse a vivir con su madre a Valparaíso. Antes de ayer fue su primer día de clases en su nuevo liceo, el Eduardo de la Barra. En la tarde, caminaba junto a una amiga y un amigo muy cerca de su liceo y pasando frente a la 2da. Comisaría de Valparaíso, cometió un error, de joven que es, tomó un cono naranjo de plástico y lo puso bajo su axila, jugando, una tontera”, partió por relatar.

“El paco de guardia que se encontraba en la vereda de enfrente, lo llama y le pide que se acerque, Vicente se acerca después de regresar el cono a su lugar. Ambos se encuentran al medio de la calle, frente a la comisaría. Sin mediar provocación de parte de mi hijo, el paco lo agarra y lo tira al suelo. Sus amigos se acercan, acuden a ayudar a Vicente. El paco lo arrastra hasta el hall de entrada y lo ingresa, Vicente nunca resiste la acción violenta, solo pide una explicación. Los amigos ingresan y piden a su vez una explicación y solicitan que detengan la agresión. Los expulsan hacia el exterior. Entre más pacos, lo agarran y lo conducen hacia los calabozos que se encuentran en el subterráneo lanzándolo escaleras abajo, lo que le produce una lesión en su codo que aún no tenemos clara la gravedad”, agregó.

Una vez en el calabozo el joven habría sido esposado y golpeado en su cabeza y estómago por cuatro carabineros.

“Con las palmas abiertas le golpean los oídos con mucha violencia. Después de un rato queda esposado en el calabozo. Durante la noche permanece con otro joven, a quien lo sacan para golpearlo, luego le toca el turno a mi hijo, lo vuelven a patear en el suelo, esposado. Fui avisado en la noche por los mismos pacos que mi hijo había sido detenido”, continuó.

El padre del joven viajó durante la madrugada a Valparaíso y llegó a la comisaría para conocer su estado. Sin embargo, al llegar al recinto policial le comunicaron que Vicente, había sido trasladado Juzgado de Garantía

“Era mentira, él se encontraba ahí y lo estaban golpeando, Vicente me lo confirmó después, a esa hora lo volvieron a golpear por 3ra o 4ta vez. Tengo mucha rabia, mucha pena por mi hijo. El tiene 17 años, es una persona bella, su familia lo adora, sus amigos y amigas también. Pero tiene rabia, rabia por la arbitrariedad pero también porque ve y ha crecido viendo la injusticia y la violencia ejercida por el Estado a su familia pero también a todo lo que lo rodea, el sabe, se ha informado, lo ha visto. No sé muy bien que hacer, si reventar a esos malditos pacos e inmolarme o limitarme a interponer querellas. No pido consejos, ni nada, solo expreso mi ira, una ira consciente y masticada por años, muchos. La arbitrariedad, la agresión, la persecución nos y me ha acompañado durante años, como a mucha mucha gente que he conocido”, afirmó.

Lee la denuncia acá: