La actriz italiana Asia Argento fue una de las pioneras en el movimiento #MeToo. Sin embargo, tras denunciar al productor Harvey Weinstein por haberla violado cuando tenía 17 años, Argento habría aceptado pagar 380 mil dólares a un joven que aseguró haber sido agredido sexualmente por ella, según informó The New York Times.

La víctima es el actor y músico de rock Jimmy Bennet, quien aseguró haber sido atacado sexualmente por la actriz en 2013, en un hotel de California. Entonces, Bennet tenía 17 años, mientras que la actriz tenía 37. Los abogados del joven aseguraron que el encuentro que ambos tuvieron en el hotel fue una “agresión sexual” y pidieron una indemnización de 3,3 millones de euros.

Argento se había posicionado como una de las voces más potentes del movimiento, luego de un estremecedor discurso al cierre del Festival de Cannes. Su denuncia contra Weinstein destapó los acosos y desató una serie nuevos testimonios. También hubo críticas, pero la actriz aseguraba que “Italia ha sido un país machista hasta la médula”.

Ahora, la actriz enfrenta acusaciones de un joven actor, quien asegura que intentaron silenciarlo con el pago de los 380.000 dólares. Entre los documentos que fueron enviados como forma de prueba, se encuentra una fotografía tipo “selfie” de 9 de mayo de 2013, en donde ambos actores aparecen acostados en la cama.

El abogado de Bennet, Gordon K. Sattro, indicó que su cliente no aceptará entrevistas al respecto y aseguró que “continuará haciendo lo que ha estado haciendo en los últimos meses y años, centrarse en su música”. Por su parte, Argento sigue en medio de días complejos, luego de que su pareja Anthony Bourdain se suicidara el pasado mes de junio.