Pese a la decisión tomada por el Juzgado de Garantía de Temuco, de otorgar libertad al único imputado por el crimen de Yini Sandoval y sus tres hijos, el caso sufrió un nuevo vuelco. Tras la apelación de la familia, la Corte de Apelaciones decidió mantener la prisión preventiva a Claudio Tolosa Llanquinao (28).

El imputado realizó un cambio en su versión entregada en octubre pasado, cuando confesó participación parcial en el crimen de la joven. Tras ello, el juez de Garantía Federico Gutiérrez aceptó la petición de su defensa y lo dejó sin medidas cautelares durante el tiempo de investigación. Sin embargo, luego de la apelación de la Fiscalía, todo quedó en manos de la Corte de Apelaciones de Temuco.

De forma unánime, el tribunal de alzada decidió revocar la resolución del Juzgado de Garantía, considerando que Tolosa representa un peligro para la sociedad debido a la gravedad de los hechos que se le imputan. Además, señalaron que su libertad dificulta el éxito de las diligencias, que tienen un plazo de 6 meses. 

Yini Sandoval fue asesinada con dos puñaladas y luego quemada al interior de su hogar junto a sus hijos de 10, 6 y 2 años, en el sector San Antonio en Temuco, en diciembre de 2016.