Isla de Pascua, jueves 28 de febrero de 2019

Hōnui declara que el reportaje: “Chile: el millonario negocio que tiene en jaque a Rapa Nui” corresponde a una radiografía certera de la situación que ha vivido nuestro pueblo en los dos últimos años.

Hōnui, es un cuerpo colegiado de representantes electos por sus respectivas familias que en conjunto componen la estructura sociopolítica del Pueblo Rapanui. Nace en 2015 como necesidad de una organización interna de la comunidad ante la sucesión de una gobernanza local, con el fin de confrontar las decisiones impuestas por parte del Estado frente a temas legítimos de nuestro conjunto social.

Es por esta relevancia que esta institucionalidad, Hōnui, pasa a ocupar el cargo como Autoridad Fiscalizadora en el Acta de Constitución y Estatutos de La Comunidad Indígena Ma’u Henua (CIMH) en julio del año 2016.

Durante el primer año de ejercicio del Directorio de La CIMH, los mismos miembros electos de las Comisiones de Ética y Fiscalización de Finanzas hacen llegar denuncias sobre irregularidades al interior de La Comunidad y a posterior, presentan sus respectivas renuncias. Dichas comisiones a la fecha no han sido ocupadas por relección popular.

En este mismo periodo, no se consigue concretar los cargos administrativos de La CIMH puesto que el mismo Directorio toma funciones gerenciales y directivas dentro del organismo en cuestión, distribuyéndose los cargos entre ellos. Lo anterior, sumado a las faltas de rendiciones y evidente monopolización del poder produce la indignación de los miembros de nuestra comunidad, que los lleva como socios, a solicitar una asamblea extraordinaria con el fin de exponer los puntos en conflicto, a lo que el Directorio se niega y no reconoce las facultades de los socios de La CIMH.

Es así, como los socios organizados elevan los reclamos a través de las familias hasta Hōnui, La Autoridad Fiscalizadora de La CIMH. En este punto, Hōnui intenta la mediación, la cual no fructífera debido a la negativa constante del Directorio y posterior bloqueo por parte del Directorio hacia Hōnui.

A raíz de lo anterior, Hōnui canaliza los reclamos hacia las autoridades locales quienes se marginan y evitan tomar participación en el asunto. Derivando, en mayo de 2018, en una convocatoria de los socios y Hōnui a una Asamblea de La CIMH para efectos de la censura al Directorio, reuniéndose más de mil quinientos rapanui, que representa cerca de la mitad de los miembros del Pueblo Rapanui, quienes deciden por votación censurar al Directorio.

Aprovechándose de problemas de forma en la convocatoria antes mencionada, el proceso fue no reconocido a pesar de la magnitud social que representa: una convocatoria sin precedentes en la historia moderna de Rapa Nui.

En consecuencia, de esta gran manifestación, y frente al temor de lo que Hōnui representa, el Directorio/Gerencia de La CIMH crea su propio ente fiscalizador, formado por individuos con los que guardan algún parentesco familiar (abuela, abuelo, madre, padre), para crear una figura artificial que suplantará a Hōnui frente a las autoridades centrales de gobierno. Este conjunto de personas, asociadas con el Directorio/Gerencia, han adoptado el nombre Honui Mata Ote Paeŋa, quienes gozan solo de la representatividad de ellos mismos y utilizan esta suplantación para respaldar el actuar ilegitimo e ilícito del Directorio y se benefician de los subsidios que el Directorio les puede prestar a dichos individuos.

Los meses que siguieron, Hōnui elevó constantemente las reclamaciones y llamados de atención a las autoridades centrales de gobierno, incluso conversó personalmente con el Ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward, su jefe local Sebastian Molina, CONADI Nacional, CONADI Local, Subsecretario del Ministerio del Interior, Gobernadora Provincial y el Presidente Sebastian Piñera.

El constante aumento de indisposición en los socios y la comunidad local, llevó a que se celebrara en diciembre de 2018 la asamblea que terminó censurando al Directorio de La CIMH bajo todas las normativas legales establecidas en los estatutos de La CIMH, y manteniendo una convocatoria que siguen encontrados en los rankings de participación más elevados de su tipo. Aun así, el Directorio continúa negando estos procesos y manteniéndose en el poder, por lo que Hōnui ha tomado los desafíos de concretar los procesos necesarios para lograr finalizar la labor encomendada por los socios de La CIMH y las familias rapanui, encontrándonos ad portas de la votación popular para nuevo directorio de La CIMH este sábado 02 de marzo.

Por último, queremos manifestar que hubo una falta, esperando que haya sido sin ninguna mala fe, por parte del gobierno; faltó atender más al proceso, ayudando a generar un sistema robusto, participativo y transparente. Hoy el Pueblo Rapanui, su mayoría, que desea el cambio del Directorio, sienten este proceso como un paso a la autodeterminación y reflejo de nuestra madurez cívica como pueblo: Y BAJO NINGUN TERMINO SE DESEA PERDER EL PARQUE, SENTIMOS QUE ES NUESTRO DERECHO SER DUEÑOS Y ADMINISTRAR NUESTRAS TIERRAS ANCESTRALES, POR TANTO, SE DESPRENDE QUE TENEMOS LA RESPONSABILIDAD DE VELAR POR LA CORRECTA ADMINISTRACION DE ESTAS TIERRAS.