Cultura

Banda de punk lésbico Horregias: “De estar viva hoy, Gabriela Mistral sería considerada camiona”

Por: Elisa Montesinos / Publicado: 07.03.2019
Horregias /
Esta noche Jani Dueñas vuelve al escenario, esta vez su stand up para celebrar a las mujeres se presenta en el Teatro Nescafé junto a Paloma Salas. Ambas estarán acompañadas en la música por la banda de punk lésbico Horregias. El nombre, entre horribles y regias, es un juego de palabras para burlarse de los códigos estéticos y a través sus letras visibilizar a las lesbianas y combatir la lesbofobia.

Ni horribles ni regias, así se resume el juego de palabras con que esta banda camiona y de “lesbianas visibles” se bautiza. Horridia Parra Urrutia en la guitarra, Feocia en bajo y Mari-Crimen Kraken Krueger en la batería son las integrantes de la banda. Todas cantan. A Mistral. A las imposiciones estéticas e incluso al proceso de transformarse en varón, con música punk y voces que juegan a ser muy femeninas. En la imagen juegan también con la apariencia, exacerbando los códigos. Es así como en la portada de su último disco Lo Normal (2017) las tres aparecen vestidas de huaso, que es el símbolo de la virilidad y para ellas del fascismo y el patriarcado.

“Nos gusta jugar con los estereotipos de belleza que se les imponen a las personas designadas mujeres al nacer. Exacerbamos nuestra estética para reforzar eso, que puedes ser tan horrible que eres linda, o tan linda que eres horrenda. Lo vemos en las personas que se hacen cirugías extremas, que no tienen expresión. Aportamos con nuestras propias bellezas no hegemónicas, eso en cuanto al nombre de la banda”, responde Feocia al teléfono, en el ajetreo previo al show con Jani Dueñas. Las letras son relatos con ironía que nacen de conversaciones o vivencias, invitan a segundas lecturas. “Si queremos vernos ricas va a ser también un poco aberrativo, estamos en esa exacerbación de ciertos estereotipos, que generan también una performance, para que sea visualmente entretenido. Estamos fuera de muchas hegemonías, porque somos lesbianas y las lesbianas somos personajes invisibles. Ahora estamos todas gritando para que eso deje de ser así, eso es parte de nuestro activismo”.

Una de las canciones titulada Hombre describe una transformación. Feocia relata que la escribió una vez que se enfrentó a un personaje muy misógino. “Años después apareció esta canción que habla del varón que te sobreexplica las cosas, que habla encima tuyo, en la situación patriarcal por la que todas atravesamos. El varón que te enseña a ser feminista. La primera estrofa de la canción decimos que nos estamos transformando, pero en realidad esa también es algo de la creatividad, una figura literaria por así decirlo, para poder encarnar a este varón de mierda”.

Sus letras politizan el lesbianismo y a la vez dan a conocer las diversas expresiones de géneros con que pueden identificarse las lesbianas. “En el caso de los camiones tiene que ver con algo más relacionado con la masculinidad, porque para nosotros lo masculino no es exclusivo de los varones heterosexuales”. Les gusta generar tensión entre el mensaje y el texto. “En realidad no queremos ser hombres, no es nuestra intención. También es reírse de ese pensamiento binario que cree que las lesbianas camionas quieren ser hombres”, dice otra de ellas.

Dicen que la primera violencia contra ellas es la invisibilidad. Incluso hablan de lesbofobia interna, de lesbianas “que no quieren decir la palabra lesbiana”. En su caso, esta invisibilización implicó que no hayan tenido referencias de otras bandas lésbicas en su juventud ni menos en su infancia. “Nosotros, por ejemplo, tenemos entre 35 y 40 años, y desde los lugares de donde venimos no encontramos referentes. Las lesbianas que existían estaban closeteadas y las closeteaban los mismo medios. Decían por ejemplo que Sandra y Celeste eran mejores amigas, y cosas así”. Un referente para ellas ha sido Mistral. “Yo creo que, de estar viva hoy Gabriela Mistral sería considerada camiona. Estando viva y nosotros mirando para atrás la vemos la escuchamos, la adoramos como una camiona. Una vez hicimos un concierto que se llamaba Fantasía Mistral queríamos revivir la posibilidad que Gabriela hubiera vivienciado su lesbianismo fuera del closet de forma social, porque de íntimamente sabemos que lo vivía. Pero probablemente si hubiera nacido en esta época podría haber sido visible. Era muy visible a los ojos ciegos del entorno. Era un señor con chaqueta y falda. Sin desmerecer que era una mujer lesbiana. Con esto queremos recalcar que no es la intención asemejarse al hombre hetero sino reconocer las masculinidades en otras cuerpas también. Gabriela Mistral es una inspiración para ser más lesbianas y más visibles aún por todo el tiempo que ella tuvo que estar en el clóset. Claro, cómo iba a ser lesbiana y ganar el Premio Nobel por ejemplo”.  

Además del show de hoy en Teatro Nescafé, Horregias actuará en el acto del 8M mañana viernes.

Contenido relacionado

Revisa aquí los finalistas del Premio Municipal de Literatura 2019

“Adiós señor presidente”: La sátira política que aterriza en el Teatro Nacional Chileno

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Denuncian por lesbofobia a inspector general del Liceo Polivalente María Reina de Puente Alto

AUCH, literatura escrita por mujeres: ¿Te conté que estamos haciendo historia?

Directora de carrera demanda a Universidad de Las Américas por lesbofobia