Un informe del Comité de Auditorías Parlamentarias develó que 153 de los 155 diputados recibió más viáticos de los que les corresponden por concepto de traslado y alimentación por su trabajo en el Congreso. Desde la Cámara este incidente fue calificado como un “error administrativo”, que significó un costo de más de $100 millones.

Dichas inconsistencias se habrían producido tras una equivocación de la Dirección de Finanzas de la Cámara. Por este motivo, se iniciaron sumarios internos con el objetivos de determinar responsabilidades en este error.

El diputado del Partido Radical Carlos Abel Jarpa, quien participa de la Comisión de Régimen Interno, indicó que “esto ha dado lugar a una situación de desorden administrativo y por ese motivo se pidió esta auditoría y, junto con eso, hay un sumario para corregir los errores administrativos”.

Asimismo, informó que a todos los parlamentarios se les va a pedir revisar eventuales discordancias en el pago de sus viáticos.

Por su parte, el diputado de Revolución Democrática, Pablo Vidal, sostuvo que la mejor forma de acabar con esta clase de polémicas es que se deje de pagar por este concepto o que lo reciban sólo quienes efectivamente lo requieran. “Esto se resuelve de una manera muy fácil, que es que se acaben los viáticos (…) mientras estemos con esta caja negra de los viáticos van a seguir habiendo problemas“, comentó.

En tanto, el informe preliminar del Comité de Auditoría, cuestionó la información entregada por la Dirección de Finanzas de la Cámara, puesto que se habría entregado información de respaldo incorrecta. Por esta razón se debió entregar un segundo archivo para corregir los datos erróneos.