La diputada de RN y fundadora del movimiento evangélico “Águilas de Jesús”, Francesca Muñoz, expresó en una de las plenarias de ONU Mujeres su posición sobre la despenalización del aborto.

“Soy mujer, soy ‘provida’ y vengo a hablar en defensa de millones de mujeres que no nacieron porque algunas, no todas, no han sido capaces de defenderlas desde el vientre de la madre. Aún peor, impulsando políticas públicas que las entregan a procedimientos tortuosos para arrancarlas del vientre, destruyéndolas“, indicó la integrante de la bancada evangélica.

Muñoz agregó que la “Constitución chilena dice que el artículo 19 la ley protege la vida del que está por nacer y si vamos a hablar de legislar a favor de la mujer, empecemos por dejarla nacer”.

La parlamentaria hizo el llamado a otras mujeres que defienden esta posición, asegurando que las “provida” son muchas”. “Ninguna mentira, ninguna ideología, nos va a acallar. Defenderemos a las mujeres que están en el vientre y seguiremos haciéndolo, entregándolo todo“, sostuvo.

Además de Muñoz, en la plenaria se encontraban las diputadas María José Hoffmann (UDI), la presidenta de la Cámara Maya Fernández (PS), Karol Cariola (PC), Natalia Castillo (RD), Camila Rojas (Comunes), Marcela Hernando (PR), Joanna Pérez (DC), Emilia Nuyado (PS) y Carolina Marzán (PPD).

Luego de las palabras de la parlamentaria evangélica, fue Fernández quien marcó el contrapunto, asegurando que no todas las diputadas chilenas estaban de acuerdo con Muñoz.

En Chile tenemos un Congreso diverso y, en ese sentido, debo decir que somos varias las diputadas presentes que no compartimos la opinión de la diputada que me antecedió“, indicó.

En esa línea, agregó que Chile “tiene grandes deudas todavía con las mujeres, pero hemos avanzado. En el periodo pasado, bajo el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, aprobamos la despenalización del aborto en tres causales: En riesgo de vida de la madre, en caso de violación y en iniviablidad fetal, justamente pensando en miles de mujeres y niñas que sufren y son discriminadas”.

Justamente porque no queremos más violencia contra las mujeres es que miles de mujeres salimos a marchar el 8 de marzo. Más de 500 mil mujeres y hombres en todo Chile, porque no queremos más violencia. Basta de violencia contra la mujer”, sostuvo.

Consultada por Emol, la diputada Camila Rojas indicó que “sus dichos no son ‘provida’, son antiderechos de las mujeres. Además, su postura es minoritaria social y políticamente en nuestro país, eso ha quedado en evidencia en las calles y en votaciones en el Congreso, por eso la contrarrestamos”.