Este sábado se estableció un nuevo récord en el fútbol femenino. En el estadio Wanda Metropolitano, se enfrentaron el Barcelona y el Atlético de Madrid, ambas líderes de la liga española, con un público récord de 60.739 espectadores, la mayor cantidad de público para un partido de clubes femeninos en todo el mundo.

El registro, superó con creces la anterior marca en el torneo español, cuando en los cuartos de final de la Copa de La Reina, el Athletic Club y el Atlético de Madrid llevaron 48.128 espectadores al estadio San Mamés, y la marca anterior en un partido de clubes femenino a nivel mundial, cuando en la final de Liga mexicana del año pasado, que enfrentó a Monterrey y Tigres, asistieron 51.211 personas.

Este registro se transforma en la decimonovena mejor marca de aforo para un partido de fútbol femenino. El primer lugar es para la final del Mundial de 1991 que enfrentó a Estados Unidos y China en el Rose Bowl Stadium que congregó a 90.185 personas que sigue siendo el registro más alto en un partido de fútbol femenino.

El partido finalizó con un 2 a 0 a favor de las madrileñas que con goles de Oshoala y Toni Duggan sacaron diferencia y se quedaron con el liderato exclusivo de la liga española con 66 puntos, tres más que el Barcelona.