Siguen las versiones encontradas respecto al tiroteo que protagonizó el conscripto Marco Antonio Velásquez el pasado sábado en la Escuela de Caballería Blindada del Ejército en Iquique.

Esto después de que el hermano del soldado, Germán Velásquez, desmintiera al comandante en jefe (s) del Ejército, general Schafik Nazal,  y afirmara a Soyiquique.cl que el uniformado “ese día estaba de franco, no le tocaba hacer guardia, pero fue obligado a hacerla“.

Además de esto, Velásquez señaló que su hermano le pidió  a su padre si le podía llevar dinero para comprar cigarros para hacer más amena la guardia. “No le dieron permiso para alejarse si quiera un metro de la caseta en la que se encontraba”, precisó.

Esta versión es contraria a lo que afirmó el general Schafik Nazal, quien sostuvo que Marco Antonio Velásquez se ofreció de voluntario para hacer la guardia debido a que uno de sus colegas estaba enfermo. “Él integra la guardia a partir de las 10 de la mañana aproximadamente, y esto sucede alrededor de las 5 y media de la tarde. Él se presentó voluntariamente”, detalló.