Pese a las diferencias que se hicieron públicas en las últimas semanas, la oposición a Virginia Reginato logró total unidad en la presentación ante el Tribunal Electoral Regional (TER) de la acusación contra la alcaldesa de Viña del Mar por notable abandono de deberes, la que se formalizó este miércoles.

Tras diversas reuniones entre los asesores de los concejales involucrados, al final de la tarde del pasado martes se produjo el humo blanco y el grupo conformado por Sandro Puebla (independiente pro PS), Laura Giannici (DC) y Víctor Andaur (PC) aceptó incorporar a Marcela Varas (PPD), logrando de esa forma garantizar el quórum mínimo de un tercio del Concejo que requiere el Tribunal para que una denuncia sea aceptada – si hubieran sido solamente tres los firmantes, la acusación habría quedado en duda, debido a que Viña posee 10 ediles, por lo que un tercio sería 3,3 y dependería del TER definir si redondear para arriba o para abajo.

Según la concejala Varas, el acuerdo para que se llegara a su incorporación al grupo acusador se dio cuando “todos entendemos que estamos trabajando por el mismo objetivo, yo también lo hice, y decidimos que en este caso debemos trabajar unidos, porque somos concejales de oposición y por nuestra visión política en común no podemos dejar que situaciones como la que vive hoy día Viña del Mar queden impunes”.

Te puede interesar: Concejala de Viña y lío por acusación a Reginato: “La ciudadanía no perdonará si no estamos unidos como oposición”

El concejal Sandro Puebla, en entrevista a El Mercurio de Valparaíso, detalla que el documento tiene casi 100 páginas y apunta al menos 30 cargos en contra de Virginia Reginato, por los cuales solicita su destitución del cargo de alcaldesa.

Respuesta de Reginato

La respuesta de la alcaldesa a la iniciativa de los ediles vino a través de un video publicado en su cuenta de Twitterminutos después de la presentación de la denuncia en el TER.  En la grabación la alcaldesa viñamarina vuelve a afirmar que el déficit de 17,5 mil millones de pesos apuntado por el informe de la Contraloría en el año 2017  bajó a 4,1 mil millones al final de 2018.

La cifra es puesta en duda por los ediles opositores, que además alegan que ese esfuerzo por tapar el déficit se hace a costa de destruir la inversión y los servicios públicos de la ciudad para corregir los errores de gestión anteriores.

En el video, Reginato hace alusiones – también ya utilizada en declaraciones anteriores – a que esta situación se produce debido a los gastos que generan “las familias vulnerables y por recibir diariamente una gran cantidad de población flotante de las comunas vecinas”.