A horas de que el ultraderechista presidente brasileño Jair Bolsonaro arribara a Chile, la diputada Pamela Jiles reunió a personas de la comunidad LGBTIQ en la sede del Partido Humanista (PH) con el objetivo de dar  el puntapié inicial al Frente de Disidencia Sexual que luchará contra la violencia a la población no heterosexual.

“No hay combatiente y guerrero de la revolución más autentico y más propio de ésta que nosotros. Hace mucho tiempo quería que tuviéramos un espacio donde yo misma pudiera compartir con mis nietos y tengo grandes planes para nosotros. Para mí, el Frente de Disidencia es el comienzo de una lucha diferente”, expresó Jiles.

Por su parte, la presidenta del PH, Catalina Valenzuela, remarcó que esta instancia “cuadra mucho con el espíritu humanista, con una mirada que te acerca mucho a las necesidades reales. Entonces, que nazca acá este impulso de algo absolutamente necesario para la diversidad, es un orgullo total”.

Como invitada a la actividad estuvo la diputada de Revolución Democrática (RD) Natalia Castillo, quien trabajó junto a Jiles en la tramitación de la nueva ley de adopción en la Comisión de Familia durante el 2018. “Me gusta la organización en la diferencia, el buscar las nuevas formas de lucha y de decisión propia. Junto a la diputada Jiles seguiremos trabajando estos temas en nuestra agenda legislativa”, manifestó la parlamentaria.

Por su parte, el coordinador de la actividad, Iván Sepúlveda, destacó la presencia de un “referente nacional” como Pamela Jiles en la defensa de los temas de diversidad sexual. Igualmente hizo hincapié en la urgencia de crear organización ante el aumento de casos de homo, lesbo y transfobia en el país. “La importancia de crear este espacio es que todas las personas que nos sentimos distintos, marginales y fuera de la norma nos unamos para vencer el miedo y avancemos en la lucha contra la discriminación”, indicó.