La compositora Daniela Saldías (Dadalú) y el sociólogo Luis Chávez decidieron levantar una nueva propuesta de tours patrimoniales por el Barrio Huemul, un tesoro de la ciudad de Santiago ubicado a pasos del Persa Bío Bío, que pocos santiaguinos conocen.

Según cuentan, decidieron elegir esta joya de la capital para contarle a todo el mundo lo que se estaban perdiendo e invitar a más gente que conozca esta parte de la historia, que en su momento fue la primera ciudad satélite de Santiago que el presidente, Ramón Barros Luco, levantó para los obreros en 1910. Este sector alberga grandes casonas de una impresionante arquitectura de aquella época, que incluye una iglesia, escuelas, un teatro, una plaza, una biblioteca y una caja de ahorros, que podrás recorrer este domingo 7 abril y todos los primeros domingos de cada mes.

El Desconcierto conversó con Volantín Tours para conocer sus motivaciones y las nuevas propuestas sobre el turismo patrimonial por este histórico barrio de la capital, que alberga una oferta turística incipiente. Fue ahí donde vieron una oportunidad para desarrollar un proyecto que esperan pueda colaborar con otras iniciativas para posicionar el Barrio Huemul como un polo de interés para chilenos y extranjeros por igual.

Foto: Volantín Tours

– ¿Cuál es el itinerario del recorrido?

– El tour parte en Placer con Nataniel Cox, afuera de la estación línea 2 del Metro Franklin. Caminamos hacia la Gota de Leche y entramos a la Parroquia Santa Lucrecia. A continuación, caminamos por la calle Los Algarrobos hasta la Plaza Huemul y visitamos la fachada de la casa que perteneció a Gabriela Mistral. Luego, entramos al Teatro Huemul, monumento nacional, y terminamos en Casa Huemul con cuecas choras en vivo, empanadas y vino tinto o jugo. Es una experiencia de múltiples chilenidades en el lapso de dos horas.

– ¿Cómo ha sido la experiencia de generar vínculos en el barrio con motivo de Volantín Tours?

– Creemos que es posible integrarnos en forma colaborativa con el barrio y a medida que conocemos a los vecinos, nos damos cuenta que ellos están en la misma. Así que si desarrollamos nuestro proyecto con respeto, estamos seguros que será mutuo. Pero estamos recién en pañales en ese sentido; hay otros proyectos que llevan más tiempo que nosotros en el barrio y tienen vínculos mucho más formales con algunos vecinos que también están interesados en ofrecer servicios turísticos.

– ¿Cuáles son los elementos que intentan relevar?

El año pasado empezamos a construir un guión para una ruta por el barrio Huemul, el Matadero y el Persa Bío Bío, pero descubrimos que hay mucha información oficial e institucional y casi nada sobre los habitantes de un barrio que ya pasó los 100 años. Es como si a la historia lo único que le importara es el arquitecto que diseñó el barrio y el presidente que cortó la cinta en la inauguración… eso está bien saberlo, pero no estamos hablando de maquetas sino de casas reales donde vivieron y viven personas reales. Se supone que ellos deberían ser tan protagonistas de la historia como los presidentes y los arquitectos. En ese sentido agradecemos el libro editado por Michel Contreras en 2016 donde recoge testimonios de antiguos vecinos del barrio, entre ellos el de Sergio Lee que a lo largo de los años ha construido su propio archivo de la Población Huemul.

– ¿Esta idea surge con intenciones de renovar las formas de hacer tours patrimoniales?

– Somos nuevos en el rubro, Daniela es música y yo sociólogo, así que estamos lejos aún de considerarnos innovadores turísticos. Básicamente estamos tratando de aprender de las buenas prácticas de otros operadores y encontrar alternativas para las que no nos parecen tan buenas. Creemos que primero el desafío es desarrollar una experiencia educativa, interactiva y muy entretenida. Si nos preguntas en 10 años tal vez podamos haber aprendido lo suficiente como para considerarnos renovadores en el turismo patrimonial, hoy estamos recién aprendiendo.

– ¿Cuál es su visión sobre el patrimonio en Chile?

– Vamos avanzando. Lento, sin lugar a dudas, pero nos parece que ya no somos ese Chile de principios de los 90 dispuesto a demoler cualquier cosa que impidiera construir torres y un mall. El Barrio Huemul fue declarado Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales en 2016, al igual que el sector de Matta Sur en el que vivo, y eso es obviamente una declaración oficial de que al estado de Chile le interesa la protección de nuestra ciudad como historia viva y no sólo como un “paño”.

Creo que es inevitable que las torres y los malls sean como una especie de Godzilla que va pisoteando Santiago, pero si logramos preservar algunas partes al menos tendremos un poco de equilibrio. Nos parece que hay una falencia enorme en términos de recursos para los dueños de las propiedades consideradas patrimoniales. Por ejemplo, la mantención de un Monumento Histórico como el Teatro Huemul, con los altos estándares que exige el Consejo de Monumentos para hacerlo, tiene costos enormes que muchos propietarios de esos inmuebles no pueden costear por sus propios medios. Hay algunos que tienen la capacidad de desarrollar proyectos comerciales para financiar esa mantención, pero otros no y nos parece incorrecto que el estado deje que haya patrimonio que se esté deteriorando sólo porque sus dueños no tienen talento comercial. Ahí hay mucho por avanzar.

– ¿A que personas está dirigido?

– Una persona que fue al tour el mes pasado comentó algo muy interesante, dijo qué había sido como estar de vacaciones sin salir de Santiago. Lamentablemente no estamos muy acostumbrados a invertir en experiencias de turismo en nuestra propia ciudad, a pesar de que hay muchos lugares como el Barrio Huemul que son tan desconocidos para los santiaguinos. Nuestro tour está dirigido a viajeros extranjeros y a viajeros locales por igual.

Respecto al idioma, nuestro tour es en castellano y está guiado en castellano por el profesor Gerardo Mora Rivera, etnógrafo social y antropólogo de la Universidad de Chile, pero él puede responder preguntas en inglés. También contamos con una persona de apoyo para traducirle el relato a los viajeros que lo necesiten.

– ¿Qué planes tienen a futuro con Volantín Tours?

– En el corto plazo estamos ofreciendo tours personalizados por el barrio Franklin, dado que no todos tienen la disponibilidad para asistir al tour grupal que hacemos el primer domingo de cada mes. Creemos que hay muchos viajeros interesados en el llamado “lado b” de las ciudades que visitan, rutas alternativas al turismo tradicional donde poder conocer no sólo arquitectura si no sumergirse en la vida cotidiana de los vecinos, aunque sea por una o dos horas.  En el mediano plazo queremos desarrollar nuestro proyecto en otros barrios patrimoniales de Santiago, y para eso estamos empezando a trabajar en forma colaborativa con otros emprendedores compatibles con lo que hacemos. Y en el largo plazo, quien sabe, estamos recién comenzando pero esperamos grandes cosas para el futuro.

Así es, uno de los secretos que guarda el Teatro Huemul es que en él se realizan encuentros de lucha libre, organizados por los amigos de Xplosion Nacional de Lucha . Valga la aclaración de que no veremos lucha en el tour de este domingo 10 de marzo, pero eso no nos impedirá apreciar la belleza interior de este único e irrepetible Monumento Histórico. Inscríbanse, aún quedan cupos, es este domingo a las 11am!

Publicado por Volantín Tours en Lunes, 4 de marzo de 2019

 

Si te interesa vivir la experiencia de recorrer el Barrio Huemul aun tienes tiempo para anotarte en la salida de este domingo 7 de abril a las 11:00 horas. El recorrido será guiado por el profesor Gerardo Mora, junto a quien podrás conocer las calles del barrio, el interior de la Parroquia Santa Lucrecia y del Teatro Huemul, para terminar compartiendo cuecas choras en vivo en la Casa Huemul con empanadas, vino tinto y jugo natural. Además, por tu inscripción al tour podrás llevarte un afiche con un diseño original del Barrio Franklin creado exclusivamente para Volantín Tours por el estudio de diseño Comunas Unidas.

El valor de esta experiencia es de $15.000 por persona y $5.000 para niños hasta 13 años. Los cupos son limitados y debes inscribirte escribiendo a tours@volantintours.cl. Para más información puedes seguir a Volantín Tours en Instagram y Facebook