El día 3 de abril, el diputado regional Douglas Garcia, del PSL (Partido Social Liberal, el mismo del presidente Jair Bolsonaro) fue al micrófono hacer un agresivo discurso que tuvo como blanco a las personas transexuales, y en especial su colega de Asamblea, la diputada transexual Érica Malunguinho del PSOL (Partido Socialismo y Libertad, de izquierda)

Minutos antes, Malunguinho fue a la tarima hablar en contra de un proyecto que busca prohibir que mujeres trans puedan participar de equipos y competencias deportivas femeninas. Garcia tomó la palabra en seguida, y lo que empezó como un discurso de violento rechazo a los argumentos de Malunguinho terminó con él diciendo que “si supiera que hay una persona trans en el baño femenino de la Asamblea al mismo tiempo que mi madre o mi hermana la sacaría de allá a golpes y llamaría a la policía”.

Según reporta la Revista Fórum, de Brasil, la comunidad LGBTI de São Paulo reaccionó al discurso del diputado de la extrema derecha reuniendo informaciones sobre sus hábitos sexuales, y así descubrieron que García es gay. En la misma nota del periódico brasileño, los responsables por el sitio web Guia Gay SP afirman que este tipo de acción se conoce como outing y “es algo común en el movimiento gay internacional, en contra de figuras públicas que se ponen en contra de la causa del arcoíris, una forma de denunciar la hipocresía de la persona”.

Sin embargo, antes de que la información fuera filtrada por la comunidad LGBTI, el propio Douglas Garcia decidió hacer pública su sexualidad. En realidad, lo hizo otra diputada de su partido, Janaína Paschoal, en el mismo micrófono de la Asamblea y al lado de Garcia, que minutos después confirmó la información.

Según Paschoal, la decisión de su colega fue tomada forzosamente, por saber que la comunidad LGBTI ya manejaba la información y pensaba sacarla a la luz, y porque Garcia tenía el secreto manejado solamente entre algunos pocos amigos. “Él tomó la decisión de decirles a sus padres que es homosexual, porque prefirió que lo dijera él a verlos descubrir por fuentes ajenas, aunque le gustaría haber preparado mejor las condiciones para hacerlo, pero lamentablemente no fue posible”, comentó la diputada amiga de Garcia.

Además de diputado regional en la Asamblea Legislativa del Estado de São Paulo, Douglas Garcia también es uno de los referentes del movimiento Derecha São Paulo, que defiende fuertemente la idea de persecución a profesores que “demuestren sesgo ideológico o apoyo a la ideología de género dentro de las escuelas”, por lo que respalda el proyecto ultraderechista Escuela Sin Partido, que propone incluso penas de cárcel a profesores hablen sobre estos temas.

De hecho, tras revelar su homosexualidad, Garcia aseguró que eso “no cambiará en nada mi pelea en contra de la ideología de género”.

De todas formas, el PSOL, partido de Érica Malunguinho y que había iniciado un pedido de expulsión de García de la Asamblea por sus ataques verbales en contra de la colega de parlamento, afirmó que mantendrá la denuncia en su contra. La diputada justificó el reclamo en la Asamblea, afirmando que “discursos como los de Garcia son los que incitan el asesinato de personas trans y también de homosexuales todos los días”.