La comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados, presidida por la diputada comunista Camila Vallejo, recibió a las trabajadoras de la Fundación para el Desarrollo y la Promoción de la Mujer (Prodemu) para exponer situaciones laborales irregulares que estarían presentes al interior del organismo.

Esto, a raíz de las denuncias que se conocieron a través de un reportaje publicado en El Desconcierto.

En la instancia expuso su situación Lissette Toro, profesora de lenguaje que fue desvinculada del organismo que integra la Red de Fundaciones de la Presidencia, a cargo de la primera dama Cecilia Morel.

“Todo comenzó en enero cuando se me contacta para que fuera parte del proceso de selección en la región de O’Higgins. Me contactó la directora nacional Paola Diez, quien me dijo que había quedado seleccionada para el cargo. De eso tengo los correos. Comienzo a trabajar en marzo, aunque la persona que me recibe me da muy malas proyecciones. Pasan los días y mientras estábamos en una jornada informativa de Chimbarongo, llegan y me dicen que traen un mensaje de Presidencia y que estoy desvinculada por motivos personales”, narró.

Esta era una instrucción emanada por la directora nacional, señaló la ex trabajadora, y detalló que “no querían trabajar conmigo porque tenía tres causas judiciales en curso y esto fue una notificación del Ministerio del Interior”, enfatizó.

Y agregó que “cuando entré a Prodemu estaba convencida de que ayudábamos a todo tipo de mujer, violentadas, jefas de hogar, privadas de libertad. Pero con esto, estoy segura que aquí ni la misión ni la visión de la Fundación se está cumpliendo”, destacó Lissette.

Por su parte, la secretaria del sindicato de Prodemu, de la dirección de Valparaíso, Oriana Rengifo, dijo que las medidas que está tomando la dirección nacional se han traducido en más de 80 despidos, que resultan poco claros para los trabajadores.

“Se ha desvinculado a profesionales con profundo conocimiento de género y se están contratando a asesores externos que no manejan el enfoque de género. Hoy se está perdiendo el sentido principal de Prodemu”, señaló

Ante la situación expuesta por las trabajadoras, la diputada Camila Vallejo mostró su preocupación no solo porque involucra a Prodemu ,sino que también al Ministerio del Interior.

Además, agregó que con esto queda de manifiesto que no hay coherencia política en cuanto al fomento de las denuncias al interior de las instituciones. “Me parece que a la primera dama hay que enviarle una carta porque esto es totalmente contrario a las líneas a las que apuntamos en cuanto a equidad de género”, afirmó.

La diputada Alejandra Sepúlveda, en tanto, dijo que sorprende que mientras se intenta fomentar las denuncias, aquí se apela al silencio, además de vulnerar datos personales de una trabajadora.

La comisión resolvió solicitar el pronunciamiento de la directora de la Fundación, Paola Diez, del Ministerio de la Mujer, Interior y la Dirección del Trabajo y enviar una carta formal a la primera dama, Cecilia Morel.