La Dirección del Trabajo realizó una modificación del reglamento que permite a las madres trabajadoras amamantar a sus hijos menores de dos años en su horario laboral. El cambio restringe el derecho de las mujeres a recibir el pago de los pasajes de traslado y no permite ampliar el plazo del permiso en un caso particular.

En concreto el organismo planteó que “la trabajadora que mantiene a su hijo menor de dos años en su hogar y ejerce el derecho de alimentación postergando el inicio o anticipando el término de la jornada en una o media hora, no tiene derecho a acceder a los derechos que consagra el inciso 5º del artículo 206 del Código del Trabajo, esto es, el pago del valor de los pasajes y la ampliación del lapso de permiso”, según consigna el Diario Financiero.

Sin embargo, las madres aún podrían acceder a este beneficio si optan por usar el beneficio en cualquier momento durante la jornada de trabajo o dividiéndolo en dos porciones.

La modificación se realizó después de una solicitud de la gerenta de personas de la empresa B. Bosch S.A., Ximena Müller, quien pidió al organismo “reconsiderar o complementar” la doctrina contenida en dictámenes anteriores.

Según la firma de abogados Parraguez & Marin esta media corresponde ya que “el mayor gasto y esfuerzo en que incurre dicha trabajadora se disipa si éste se encuentra en su propio hogar, siendo razonable que su empleador no tenga estas obligaciones“.

No obstante, desde la CUT surgieron críticas en contra de esta modificación puesto que contradice la política del gobierno “respecto de la protección a la maternidad , respeto de la protección de los derechos de los niños y de las mujeres con su incorporación al mundo del trabajo”.

La presidenta de la central sindical, Bárbara Figueroa sostuvo que el nuevo dictamen es “extremadamente restrictivo” y llamó  que la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados cite al director de la DT para que exponga sobre esta modificación.