Una nueva derrota sumó este domingo Universidad de Chile, esta vez frente a Audax Italiano por 3-1. Con este resultado, el conjunto azul suma apenas siete puntos en 11 fechas, lo que los tiene el último puesto de la tabla, arriesgando incluso el descenso.

Tras el partido, jugado en el Estadio Bicentenario de la Florida, el técnico de los azules, Alfredo Arias, comentó el difícil presente del equipo, descartando de plano la idea de dar un paso al costado o renunciar a su puesto.

De ninguna manera voy a dar un paso al costado. Le haría un flaco favor a los jugadores y al club. Muchas veces el fútbol te pone en situaciones que nunca hemos vivido. Pero, como el fútbol me gusta mucho, estoy muy frustrado”, afirmó Arias.

El técnico también defendió el juego de sus dirigidos, afirmando que dominaron el compromiso, pero que faltó expresar este dominio en goles. “A los tres minutos cometimos errores que nos condicionan. No sé si cualquier equipo reacciona bien a un error tan tempranero. Fuimos dominadores del partido, pero nos faltó convertir“.

En la misma conferencia, el técnico, que no ha conocido victorias en la banca azul, reconoció que “no hay ninguna duda que soy el peor técnico desde lo numérico.” Aunque se defendió afirmando que “desde lo futbolístico, creo que merecemos mucho más.”

“Estamos cagados”

En tanto, otro foco de atención fueron las palabras del capitán y arquero del equipo, Johnny Herrera, en el entretiempo del partido con Audax. Cuando el resultado era 2-0, la transmisión oficial se quedó con los equipos entrando a sus respectivos y camarines, y ahí pudo observarse cuando Herrera, visiblemente molesto, deslizó la frase.

Complejos partidos se avecinan en el horizonte de la Universidad de Chile, ya que en la próxima fecha los azules deberán enfrentar a Coquimbo Unido, donde actualmente juega Mauricio Pinilla, y en la fecha subsiguiente, se verán una vez más las caras con sus más clásicos rivales, Colo-Colo.