Este martes comenzaron los primeros juicios abreviados por el caso del millonario fraude en Carabineros, y se conoció la primera condena, en contra de seis involucrados en la arista “cuentacorrentistas”.

En la instancia, la fiscalía pidió al tribunal condenar a tres años y un día de presidio por malversación y 700 días por lavado de activos a los ex carabineros, los cuales se traducirían en una pena de cinco años de presidio.

Los acusados, Norberto Rivas, Rolando Sanzana, José Valenzuela, Oscar Muñoz, Héctor Concha, y el civil Gonzalo Carrasco, fueron quienes, junto a otros 46 uniformados y civiles involucrados en esta arista, facilitaron sus cuentas bancarias para triangular el dinero defraudado.

En total este caso tiene a 127 acusados, de los cuales seis hoy se acogieron a un proceso abreviado.

La información fue ratificada por el fiscal Miguel Ángel Orellana quien indicó que “la decisión del magistrado del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago es emitir un veredicto condenatorio por las imputaciones que hizo el Ministerio Público respecto de seis acusados, cinco de ellas por los delitos de malversación de caudales públicos y lavado de activos, y una de ellas sólo por el delito de malversación de caudales públicos“.

El fiscal Orellana se refirió también a que muchos de los condenados, serán además testigos de los delitos de sus superiores, lo que complica el escenario para el persecutor. “Lo importante es que este caso no solo es complejo desde el punto de vista del delito, sino de la multiplicidad de imputados. Esto, pues estas mismas personas condenadas están presentadas como testigos en la acusación de los jerarcas de la asociación ilícita, es decir, de los presuntos ideólogos del fraude”, dijo Orellana.

Este viernes se conocerán las penas contra los primeros condenados por esta arista, y el 22 de mayo se realizarán las siguientes audiencias de quienes también accedieron al procedimiento abreviado.

Entre los líderes del fraude que son acusados por esta arista está el general en retiro Flavio Echeverría. Él y otras cerca de 30 personas serán llevados a juicio oral, y para ellos se piden más de 20 años de prisión.

En tanto, se estima que el juicio oral de los principales imputados del fraude comenzará en marzo de 2020, dada la gran cantidad de imputados y lo amplio de la investigación.