Primero fue Filosofía, que terminó en una falsa alarma. Ahora le tocó a Historia y Educación Física. Y, por ahora, no parece que puedan haber cambios. El debate de las asignaturas obligatorias que tienen que conformar la malla curricular de 3º y 4º medio es una cuestión polémica que no genera consensos ni acuerdos unánimes. Al menos, entre quienes toman las decisiones y quienes tienen que implementarlas.

El pasado viernes se supo que la asignatura de Historia queda como ramo electivo para los estudiantes de entre 16 y 18 años. Serán los establecimientos –en función de sus criterios y prioridades– y los propios alumnos quienes decidan si estudian o no esta materia. El anuncio ha levantado duras críticas del gremio de profesores, pero también de académicos –como los premios nacionales de Historia Gabriel Salazar (2206) y Julio Pinto (2016), entre otros– y autoridades políticas, incluso de dentro del propio oficialismo, que se opusieron a la defensa que la ministra Marcela Cubillos hizo de la decisión aprobada por el Consejo Nacional de Educación (CNED).

Ante tanto abucheo, este lunes el presidente del CNED, Pedro Montt, se paseó por distintos medios para defender la postura de la instancia que preside. Montt explicó en una de las entrevistas que dio –en Cooperativa– que los contenidos de Historia de 3º medio, que corresponden a “los temas del quiebre de la democracia”, se traspasaron a 2º;  y que el gran ámbito de 4º, que son contenidos relacionados con Educación Ciudadana (funcionamiento republicano democrático e instituciones; respeto a los Derechos Humanos; temas sobre discriminación, género o sustentabilidad planetaria), se convirtió en una asignatura.

Según indicó el presidente, la modificación se implementó para resolver “un desbalance brutal entre la educación científico-humanista (CH) y la técnico-profesional (TP)” en 3º y 4º medio. Hasta ahora, los TP tienen 14 horas y cinco asignaturas, mientras que los CH 11 asignaturas repartidas en 27 horas de formación general. “Existirá por primera vez un núcleo formativo común para todos estudiantes”, aseguró.

Proceso largo y polémico

 

aula

/ Agencia Uno

La decisión de dejar a Historia como asignatura electiva fue aprobada por el CNED el 15 de mayo, cuando el ente –a través del acuerdo 057/2019– dio el visto bueno por unanimidad al “Plan de Estudio para III y IV Medio de las tres diferenciaciones (CH, TP y Artística)” para estos dos años escolares. Una validación que cierra un proceso que partió en 2015 y se enmarca en una reforma curricular más amplia que se inició en 2012 para modificar las mallas desde primero básico a segundo medio.

El nuevo plan, propuesto y diseñado por los gobiernos tanto de la administración Bachelet como de Piñera, considera como obligatorios seis ramos (Matemáticas, Lengua y Literatura, Inglés, Educación Ciudadana, Filosofía y Ciencias para la Ciudadanía) que sumarán, en total, 14 horas semanales. Además, los colegios podrán elegir su “Plan común electivo” entre las asignaturas de Historia, Artes, Educación Física o Religión. Cualquiera de ellas dispondrá de dos horas a la semana. Y, finalmente, los alumnos de colegios humanístico-científicos tendrán 18 horas para tres ramos electivos más, a elegir entre 27 asignaturas de profundización, de las cuales los liceos deben impartir al menos seis. En total, se mantienen las 42 horas de clases a la semana.

El Mineduc presentó su primera propuesta de Bases Curriculares de 3º y 4º medio el 22 de junio de 2017 para la Formación General de todas las diferenciaciones (Artística, Humanístico Científica y Técnico Profesional). Según detalla el acta 379 de la sesión celebrada un mes después, el 26 de julio, la entonces ministra de Educación Adriana Delpiano se refirió a las diferencias entre los alumnos de TP y los de CH: “Una parte importante de estudiantes TP buscan seguir estudiando carreras CH, para lo cual su formación actual los deja en desventaja. Es importante dar bases comunes más homogéneas”, indica el documento.

Con ese objetivo, entre otros, el CNED empezó la revisión y análisis de la propuesta del Mineduc. El 15 de noviembre de 2017, por unanimidad, rechazó por primera vez el planteamiento del gobierno: “Preocupan al Consejo, entre otros aspectos, la falta de evidencia suficiente de que un Plan común de Formación General como el propuesto fortalezca la formación entregada en la modalidad TP y en la Artística, especialmente porque implica una disminución de horas en el Plan de formación Diferenciada TP que podría impactar negativamente en el logro de los aprendizajes propios”, enmendó mediante el Acuerdo Nº 73/2017. Además, recomendó una formación general que respondiera “a las necesidades de las tres modalidades”.

En febrero de 2018 el CNED aprobó parcialmente la estructura de una nueva malla curricular que excluía la Filosofía de los ramos obligatorios. En el acuerdo 25/2018 del 7 de febrero de 2018, los diez consejeros valoraron positivamente “la presencia de las asignaturas Educación Ciudadana, Lengua y Literatura y Matemática en la Formación General Común”, sin embargo, consideran –en el apartado de “aspectos críticos”– que “si bien existe consenso en que las asignaturas Filosofía y Ciencias Naturales son necesarias y aportan significativamente al desarrollo crítico, lógico y científico de los estudiantes, no existe acuerdo entre los consejeros acerca de la pertinencia de que formen parte de la Formación General Común para todos los estudiantes de III y IV Medio”. Precisamente, en este acuerdo los miembros del CNED también empezaron a dar señales de que Historia no debía formar parte de la formación general común, y sí de un plan complementario (que luego se bautizó como Plan Común Electivo). Sin embargo, entonces eso pasó desapercibido y la atención se centró en la ausencia de Filosofía, que costó tanto al Consejo como al Mineduc duras críticas y un fuerte debate en la opinión pública.

Los registros de febrero y principios de marzo del CNED muestran la discusión que se dio al interior del organismo por la cobertura de la prensa sobre el tema. “Los consejeros debatieron sobre la estrategia comunicacional del CNED y manifestaron la necesidad de contar con una auditoría externa”, consta en la acta 418 del 28 de febrero. Tras la sacudida social, en abril de 2018 el CNED decidió aprobar una asignatura de Filosofía en la Formación General Común para todos los estudiantes (Acta 424 del 4 de abril de 2018).

Objeciones de expertos

malla curricular

En total, fueron siete las versiones de las Bases Curriculares que presentó el Mineduc ante el Consejo. Para analizarlas desde distintas perspectivas, fueron invitados a participar en las reuniones del organismo expertos, académicos e investigadores de ámbitos diversos, quienes entregaron su opinión acerca del diseño de la nueva malla curricular.

Unos de los asistentes fue Abraham Magendzo, director académico del Doctorado en Educación, coordinador de la Cátedra UNESCO en Educación en Derechos Humanos y coordinador del Equipo de Currículum de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Magendzo acudió a la sesión del 29 de agosto de 2018, cuando en una de las reformulaciones de las Bases Curriculares, el Mineduc ya había tomado la decisión de dejar Historia en segundo plano. Según reza el acta de ese día, Magendzo lo cuestionó: “Indicó que para el plan común se seleccionan algunas asignaturas, y se preguntó sobre qué fundamentación epistemológica se escogieron esas y no otras asignaturas para el plan (historia, por ejemplo), por lo que se debiera explicar con claridad la razón de la elección de unas asignaturas por sobre otras (¿por qué inglés y no historia, o artes?)”, reza el texto.

Más adelante fue el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien planteó lo mismo al organismo e “indicó que les preocupa el plan de formación común (12 horas) de la manera que está quedando. Les parece que hay un desbalance en la asignación de los tiempos y que Educación Física, Arte e Historia deben ser parte de un plan común”, dice el acta 451, del 5 de septiembre de 2018. Además, criticó “que se siga asociando aprendizaje a la tríada conocimiento, habilidades y actitudes, en circunstancias que de acuerdo con la literatura relevante, hay mucho más que eso”.

Finalmente, el 6 de febrero de 2019 cinco de las asignaturas del plan de Formación General –que incluye las obligatorias y las electivas– fueron aprobadas: Lengua y Literatura; Historia, Geografía y Ciencias Sociales; Filosofía; Artes y Ciencia para la Ciudadanía (Ciencias Naturales), que pasó de complementaria a obligatoria.

Desde esa fecha, es imposible seguir el camino hasta la aprobación final del Plan de Estudio para III y IV Medio porque aún no están disponibles las actas que las reuniones del Consejo. La última propuesta que el Mineduc presentó ante el CNED fue el 10 de abril de este año. Desde entonces, poco más de un mes fue necesario para que, finalmente, el CNED resolviera dar luz verde al conjunto de la propuesta. Sucedió el 15 de mayo (Acuerdo 57/2019). Si no hay cambios, el nuevo diseño se implementará a partir de 2020 en 3º y en 2021 en 4º .