Luego de que en la Cuenta Pública de este sábado el Presidente echara pie atrás en el pacto que el oficialismo hizo con la DC, que implicaba que la administración del 4% adicional de las pensiones sería llevada a cabo por un ente estatal, el diputado Raúl Soto, quien se opuso al pacto y pagó el precio de ser retirado de la Comisión del Trabajo por su bancada, solicitó públicamente al jefe de la bancada DC, Gabriel Ascencio, volver a la comisión.

En específico, Soto emplazó al jefe de la bancada de diputados DC Gabriel Ascencio y al presidente de la DC Fuad Chahin, a quienes les preguntó “¿Puedo volver el martes a la Comisión de Trabajo para continuar trabajo unitario de oposición y lograr los cambios que el sistema requiere?”.

En tanto, Gabriel Ascencio criticó al Presidente por desconocer el acuerdo y “desautorizar a sus ministros”. Pero no se quedo ahí, y afirmó que “el Presidente rompe toda posibilidad de acuerdos con los diputados DC en el futuro”.

“No llegaremos a acuerdo con el gobierno ni en pensiones ni materia tributaria ni en nada, si no nos ponemos serios. Primero pónganse de acuerdo entre ellos y de ahí conversamos”, agregó Ascencio.

En la misma línea, Fuad Chahin afirmó en su cuenta de Twitter que “Los compromisos que ministros firman con la mano (el Presidente) los borra con el codo(…) no cuenten con nosotros, así no se puede conversar”.

En tanto, desde el Gobierno, el ministro de Hacienda Felipe Larraín, aseguró que “los acuerdos que hemos tomado, los vamos a cumplir, lo que pasa es que tenemos que discutir los detalles (…) los detalles los veremos con ellos mismos”

Por su parte, el aún presidente del PS, Álvaro Elizalde, dijo que “nosotros siempre dijimos que el Gobierno no iba a cumplir y por eso no concurrimos con los votos”.