La Mesa de Acción por el Aborto -integrada por más de diez organizaciones feministas- rechazó los dichos del ministro de Salud, Emilio Santelices, quien catalogó como “poco significativo” el aumento de profesionales de la salud que se niegan realizar un aborto a mujeres en la causal de violación.

“Queremos señalar nuestra preocupación ante estas declaraciones, ya que, desde la puesta en marcha de la normativa que despenaliza el aborto en tres causales, se ha visto una serie de obstáculos e impedimentos para que las mujeres puedan ejercer este derecho establecido por ley”, sostuvieron a través de un comunicado público.

A esto, agregaron que: “Tanto los médicos obstetras, como los anestesistas son en su mayoría hombres y se objetan en la tercera causal, sufrida por las mujeres producto de violencia sexual”.

Las organizaciones apuntaron a que no se puede minimizar el hecho de que uno de cada dos médicos obstetras y casi el 30 por ciento de los anestesistas contratados se niegan a cumplir con la ley.

Por lo mismo, hicieron un llamado al secretario de estado a no minimizar la gravedad de estos datos. “En lugar de avanzar hacia el cumplimiento de la ley, la acción ministerial pareciera ir en camino contrario contratando personal objetor, dificultando con ello el acceso al aborto legal y forzando maternidades en las niñas y adolescentes”, concluyeron.