Los estudiantes del Instituto Nacional se tomaron su establecimiento tras semanas de manifestaciones.

Esta medida de presión fue aprobada el pasado viernes con un 50,% de los alumnos y busca aumentar la presión contra la administración del liceo.

Entre las peticiones de los estudiantes está la derogación de la polémica ley Aula Segura, la desmunicipalización efectiva y el fin del sistema de “voucher” de financiamiento.

Según indican los estudiantes, la toma se debe a que la respuesta por parte de la municipalidad de Santiago fue insatisfactoria.

“Consideramos sumamente necesario que las autoridades que corresponden a un rol educativo realmente tengan la responsabilidad de hacer su trabajo, que no están haciendo hoy día”, afirmó a Cooperativa el presidente del Centro de Estudiantes, Rodrigo Pérez.

“Tenemos que sentarnos a hablar de educación, entender que la educación pública efectivamente está en una crisis, de que las personas que ingresan a la educación pública cada vez son personas de estratos sociales más marginados, más precarios, y comenzar a inyectar recursos”, agregó.

Los representantes de los estudiantes sostendrán una reunión durante esta mañana en la Intendencia con las autoridades regionales, la Municipalidad de Santiago y apoderados.

En paralelo, representantes del alumnado del Instituto Nacional acudirán a una reunión en la Intendencia Metropolitana a las 08:30 horas, donde se reunirán con la autoridad regional, la Municipalidad de Santiago y apoderados.