Un polémico proyecto minero en Estados Unidos, que involucra a Andrónico Luksic, volvió a ser noticia en Estados Unidos después de que se denunciara que existirían conflictos éticos en su aprobación por parte del gobierno de Donald Trump.

Según consigna The New York Times, el conglomerado chileno, Antofagasta Minerals, que está ligado al grupo Luksic buscar construir una mina de cobre cerca de áreas silvestres protegidas en Minnesota.

La publicación señala que durante los últimos meses del gobierno de Barack Obama, el conglomerado chileno estaba teniendo dificultades para construir la mina, sin embargo, cuando arribó Trump a la Casa Blanca la iniciativa tuvo un segundo aire.

El mismo medio indica que el gobierno trabajó para resolver los obstáculos que enfrentaba la propuesta minera con el objetivo de disminuir las preocupaciones por los posibles daños a una extensa área de lagos y bosques localizados a lo largo de la frontera con Canadá.

Una de las principales críticas que se ha hecho a la aprobación del proyecto minero es la relación que existiría entre Luksic y dos de los familiares de Trump.

En el año 2017, poco antes de Trump asumiera en el cargo, Luksic compró una residencia de 5,5 millones de dólares en Washington. Antes de que la compra concluyera, los agentes de bienes raíces ya habían llegado a un acuerdo con Ivanka Trump y su marido Jared Kushner para que ocuparan el inmueble.

Este acuerdo generó críticas entre expertos en ética y grupos que se oponen a la minería cerca de las aguas fronterizas e incluso llamó la atención de algunos representantes demócratas en el Congreso.

Sin embargo, el presidente de la oficina de inversiones de la familia Luksic, Rodrigo Terré sostuvo que el acuerdo no está relacionado con la mina en Minnesota.

Además de esto, una vocera del Departamento del Interior dijo que ni Kushner ni Ivanka Trump han estado involucrados en las negociaciones sobre la mina.

No obstante, Arthur Andrew López, un ex funcionario de ética del gobierno general, señaló que “es posible que no haya nada malo, pero no se ve bien”.

La defensa de Luksic

Por su parte, el empresario se defendió ante el reportaje publicado en The New York Times y descartó cualquier lazo con la familia Trump. “No sé con qué intención mezclan dos cosas no relacionadas”, manifestó el empresario en un tuit en ingles y en español.