fbpx
Tendencias

Mike Reiss, guionista de Los Simpsons, cuenta cómo es hacer humor en 2019: “Las personas andan muy sensibles”

Por: Gonzalo Espinoza / Publicado: 05.07.2019
hc-fea-simpson-writer-mike-reiss-new-book-20180508 /
Una de las mentes creativas detrás de una de las series más influyentes de la televisión, visitó nuestro país para presentar su libro "Springfield Confidencial", en el cual cuenta historias y anécdotas de la familia de dibujos animados más famosa del mundo.

Durante el último tiempo, el guionista Mike Reiss (59), reconocido en el mundo de la comedia por ser una de las mentes creativas detrás de “Los Simpsons”, se ha dedicado a recorrer distintos países para presentar su libro “Springfield Confidencial” (Roca Editorial, 2019), en el que cuenta cómo es su relación con una de las series de televisión más influyentes de los últimos 30 años.

Dentro de su gira de promoción, Reiss pasó por nuestro país y presentó su libro en una charla realizada el pasado viernes en el Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile. A través de este tipo de actividades, el escritor ha podido establecer un contacto más directo con el público, lo cual ha generado en él un sentimiento agridulce.

Reiss afirma que hablar sobre “Los Simpsons” en público se ha vuelto cada vez más tedioso. “Fue entretenido por 15 años, pero en los últimos años ya no lo es tanto”, señala, mientras hojea su libro.

Su frase no es gratuita debido a que en los últimos años se ha puesto sobre la mesa el debate sobre los límites que debe tener el humor. “Es mucho más difícil hacer comedia ahora. A mí no me gusta el contexto actual. Hay un porcentaje de la población que está esperando que cometas un error, esperando que digas algo que los ofenda”, afirma.

-¿Sientes que hay un sentimiento de odio en el mundo?

-No es odio. Es que las personas andan muy sensibles. Antes hablaba casi una hora y ahora solo hablo por media hora, debido a que chistes que antes a la gente le gustaban, ahora les preocupan. No diría que les ofenden, sino que les preocupa que puedan molestar a alguien más.

-¿Ha cambiado tu proceso creativo con la relevancia que ha tomado el movimiento feminista en los últimos años?

– Ahora somos mucho más cuidadosos que antes. Cuando pensamos que un chiste para la serie es muy entretenido, el escritor principal, Al Jean, nos dice: “no, no deberíamos hacerlo”. Él es el filtro que trata de que nos nos metamos en problemas.

¿Crees que es importante incluir este tipo de temáticas en la comedia?

-Me gusta la idea de los movimientos de género de querer ser representados. Ellos dicen: “queremos ser representados, no queremos ser tratados como un chiste”. Me gusta la idea de que la gente prenda la televisión y se vea reflejada.

-¿Es difícil representar a personajes que sean machistas o xenófobos en la actualidad?

-En el sentido actual de la comedia, la gente no tiene contexto. Por ejemplo, había una serie en Estados Unidos que se llama “All in the Family” y fue el show número uno en TV por diez años y nunca ha existido otra serie tan popular como esa. Y su protagonista era un hombre conservador, que hablaba cosas conservadoras y que odiaba a las minorías, pero era estúpido y ese era el punto de la serie. Estaba siempre equivocado, siempre se metía en problemas y todos entendían esos chistes. Ahora, ya no puedes hacer una serie como esa porque él dice palabras que no queremos escuchar y todos se enfocan en las palabras. Nadie se enfoca en el contexto en el que él dice estas cosas estúpidas

-¿Qué te hizo crear una serie como Queer Duck?

-Creé “Queer Duck” porque leí en el diario en el año 2000 que no había ningún personaje gay en la televisión. En ese entonces no había ninguno -ahora hay muchos- y pensé que eso era terrible. Entonces, quise hacer un Bugs Bunny gay. Quería hacer un personaje gay animado donde el chiste no esté en él, sino que sea el héroe. Y salió al aire y fue un fenómeno. Apuntamos a una audiencia que estaba esperando a ser representada, nadie lo estaba haciendo. Lo más interesante es que yo no soy gay y en su tiempo no fue problema para la gente homosexual que yo escribiera una historia sobre un animal que era gay. Creo que en el contexto actual no me permitirían hacer eso. Ahora, el material sobre gays lo escribe la gente gay, los personajes afroamericanos deben ser escritos por afroamericanos y eso no me gusta.

-¿Cuál es tu opinión sobre el documental de Apu?

-Fue interesante para nosotros. Cuando recién salió estábamos muy sorprendidos, porque Apu estuvo en la serie por 28 años y nadie tuvo ningún problema. Mucha gente de la India me ha agradecido y han dicho: “él es el único hindú en televisión”, “me recuerda a mi padre o mi tío”. Y luego, este documental sale y no nos molestamos tanto con eso, pero los medios entraron al debate y todos quería preguntar: ¿son racistas?. Pero uno también podría decirle a la prensa: “bueno, ustedes tampoco sabían que esto era un problema”. La cuestión entretenida de todo este asunto es que estos hombres hicieron este documental y la prensa comenzó a llamarnos para preguntarnos qué íbamos a hacer con Apu y fue en el proceso de promocionar mi libro, y yo solo dije: “Apu no ha estado en la serie por tres años”. Dos años antes, Hank Azaria dijo: “no quiero hacer más este personaje” y dejamos de ocuparlo. Entonces, Apu no estuvo durante tres años en la serie, la prensa no se dio cuenta de eso, y el director del documental tampoco. Y ahí la postura de algunos fanáticos cambió y se exigió que Apu volviera.

-¿Cuál es tu opinión sobre la decisión de sacar el capítulo donde aparece Michael Jackson en “Los Simpsons”?

Es interesante. James L. Brooks (productor ejecutivo de la serie) tomó esa decisión después de ver el documental sobre Michael Jackson y ninguno de nosotros, a pesar de que no hemos visto el documental, estuvimos en desacuerdo. Sabes, hay gente que en la redes sociales decía: “déjenlo es entretenido”, pero todos los que han visto el documental están de acuerdo con él. Es así de shockeante y es por esto que este es un caso especial.

-¿Cómo se puede mantener una serie vigente por tantos años?

-No tenemos una respuesta para eso. Un día me di cuenta que si “Los Simpsons” no estuvieran al aire, el show más largo sería Southpark. Y si Southpark no estuviera al aire, el más largo sería Padre de Familia. Entonces, te das cuenta que a las series les gustaría estar al aire para siempre. La única cosa que termina con las series más exitosas es que los actores se cansen. Por ejemplo, Jerry Seinfeld se cansó de actuar en Seinfeld, pero Homero Simpson nunca se cansa de ser Homero y es por eso que la serie continúa.

Contenido relacionado

Don Francisco explica por qué la Teletón no tendrá meta económica: “Hay mucha gente que perdió su trabajo”

VIDEO| Jorge Alís pasa su cuarentena con “Les vecines” de izquierda y derecha y hace reír a todos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Productora es atacada con molotov en Brasil tras estrenar comedia con un Jesús gay en Netflix

Corte Suprema anula registro de marca de cerveza “Daff” por similitud fonética con la marca favorita de Homero Simpson “Duff”

REDES| #ElChavoEnTVN: Regreso de la serie a las pantallas nacionales causa furor en internet