Una estricta política de Disney impidió que Spiderman estuviera presente en el funeral de un niño de 4 años que murió por una extraña enfermedad que afectaba a las células cerebrales.

Según consigna Independent, los padres de Ollie Jones quisieron cumplir el último deseo de su hijo y para esto se acercaron a las autoridades locales del condado de Kent, en Inglaterra, para solicitar el permiso. Ante esta petición, estos los remitieron al dueño de los derechos de Spiderman, que es Disney.

El objetivo de esto era que la empresa les diera permiso para poner una foto del superhéroe en la tumba junto con un mensaje que decía “Ollie Jones. Nuestro regalo más preciado es que tu radiante sonrisa permanecerá en nuestros corazones y pensamientos para siempre. Te queremos y te echaremos de menos todos los días. Eres nuestro héroe especial”.

Sin embargo, tras algunos meses de espera, Disney les negó su petición. “Disney no nos da permiso porque quiere preservar la inocencia y la magia de su personaje (…) realmente no esperaba esto, ha sido un golpe tremendo. Estaba seguro de que lo permitirían”, sostuvo Lloyd el padre del menor.

Ante la determinación del gigante de la animación, algunos usuarios crearon una campaña en change.org para que Disney reconsidere su decisión.