Con un 58% de los votos escrutados, las elecciones PASO argentinas, que definen quienes serán los candidatos de las elecciones presidenciales de octubre en dicho país, resultaron en la victoria de Alberto Fernández, con un 47% y la derrota de Mauricio Macri con un 32% de los votos.

Una amplia victoria que va mucho más allá de lo esperado por la mayoría de los analistas, ya que se alcanzó una diferencia de casi 15 puntos. 

Macri salió rápidamente a reconocer la derrota, y afirmó que “Hoy hemos tenido una mala elección”. “A partir de mañana tenemos que trabajar para revertir la situación (…) En octubre se van a definir los próximos 30 años“, sentenció. 

Cabe destacar que como los partidos no presentaron rivales internos, en estas primarias los nombres de los candidatos presidenciales estaban ya definidos. Por esto, estas elecciones han sido consideradas un sondeo general, que servirá para definir las estrategias de lo que ocurrirá el 27 de octubre en las elecciones presidenciales definitivas. 

¿Irregularidades?

Uno de los hechos que marcaron la jornada, fue la tardanza en la entrega de los resultados oficiales. Mientras que los perdedores reconocían su derrota y los ganadores celebraban, nadie tenía cifras oficiales de lo ocurrido aún, hecho que fue destacado por los usuarios de redes sociales.

Otro de los hechos inusuales de dichas elecciones, fueron los problemas para votar con sus pañuelos verdes, que muchas usuarias de redes sociales denunciaron.