La tarde noche de este jueves el acto conmemorativo para exigir justicia para Macarena Valdés fue duramente reprimido por Fuerzas Especiales, sin que haya existido provocación alguna por parte de las cerca de ocho mil personas que se manifestaban pacíficamente en un acto cultural en el Museo de la Memoria. 

El hecho ocurrió cuando el grupo Banda Conmoción salió al escenario. En ese momento Carabineros lanzó bombas lacrimógenas que hicieron que el aire en la explanada del museo se volviera irrespirable, obligando a los y las asistentes a retirarse y guarecerse en las dependencias del museo. Niñas, niños y lactantes en coche tuvieron que esperar por largos momentos en el auditorio, a la espera de que FF.EE se retirara para volver a sus hogares.

El suegro de Macarena Valdés, Marcelino Collío, afirmó evidentemente afectado por los gases que “Sobre ocho mil personas vinieron hoy día acá, y estos pacos desgraciados la única forma que tienen de pararnos es reprimirnos, sin tener presente que aquí hay niños pequeños. Aquí se muestra la verdadera cara del Estado”. 

Por su parte, Irna Huerta, productora general de la jornada “Justicia por Macarena Valdés”, afirmó que “dentro de programa estaba hacer un carnaval, y cuando el carnaval parte, estaba Banda Conmoción en el escenario, pudimos ver que en las calles empezaron a tirar bombas lacrimógenas, y aparecen al instante un huanaco y un zorrilo y nos atacan”. 

“Teniendo alrededor de 8 mil personas totalmente en calma, en vez de protegernos los carabineros nos atacaban con lacrimógenas. Es súper dificil sacar una conclusión o explicar porqué pasó esto”, lamentó Huerta. 

Otro de los asistentes afirmó que “Esto no tiene nada que ver con la democracia, ni con los procesos de participación. Hoy día lo único que le queda a la gente es organizarse y luchar. No es posible que permitamos este tipo de cosas. El Estado ha reprimido esta manifestación donde se estaba expresando cultura en un lugar privado, cerrado, que estaba autorizado”. 

El acto artístico cultural fue interrumpido por el actuar de Carabineros, impidiendo que Antu Kai Mawen y Banda Conmoción concluyeran su presentación, y que los bailarines, bailarinas y músicos participantes del pasacalle, debieran regresar a las dependencias del museo, pues les fue imposible terminar el recorrido trazado, que había sido autorizado por la intendencia de Santiago.

Revisa aquí parte de los momentos en los que los asistentes debieron refugiarse en el museo.

Y aquí las declaraciones de Marcelino Collío, suegro de Macarena Valdés.