El candidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, aseguró el domingo que muchos argentinos que perdieron sus trabajos actualmente están vendiendo droga.

En una conversación en el programa televisivo “debo Decir” de América TV, el ex ministro de Economía fue consultado por la despenalización de las drogas para uso personal. Ante esto, el candidato kichnerista sostuvo que no tiene una postura tomada, sin embargo, aseguró que “el problema no es perseguir al pequeño consumidor” sino a los “peces grandes”.

En esa línea, Kicillof sostuvo que durante una visita al barrio Carlos Gardel, un sacerdote del lugar “me contaba que ahora hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo”, en referencia a la grave crisis económica que vive el país trasandino.

“Entonces, vos fíjate, perseguir a ese, obviamente, es un delito y hoy está prohibido, no es legal, pero parece que no pasa por ahí el fenómeno”, añadió.

Las declaraciones del candidato desataron las críticas en el oficialismo argentino. De esta manera, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, le respondió a través de su cuenta de Twitter que “a los narcos los metemos presos”.

“Durante 4 años detuvimos a narcos muy pesados que el gobierno anterior dejó que se instalaran en la provincia de Buenos Aires para armar su negocio”, agregó la secretaria de Estado.