fbpx
País

Los fondos mutuos que liquidó Bancard para hacer las transferencias a Islas Vírgenes y su reconocimiento a la fiscalización del SII

Por: Sergio Jara Román / Publicado: 18.12.2019
/ Agencia Uno
La empresa de Piñera Echenique tuvo que liquidar una serie de fondos mutuos para realizar las operaciones de 2015 que financiaron las sociedades de sus hijos en Islas Vírgenes Británicas. Dichas sociedades, dijo el Presidente en un comunicado, fueron cerradas a fines de 2017, aunque no se refirió a la fiscalización del SII de ese mismo año ni a las otras operaciones de financiamiento familiar que hizo en 2015 su empresa y que, hasta ahora, se desconoce si pagaron impuestos. Bancard, en tanto, reconoció que tuvo que rectificar su declaración de impuestos tras la arremetida del SII y también que accedió a “beneficios automáticos” por parte del organismo fiscalizador.

La fiscalización que realizó el Grupo 3 de la Dirección de Grandes Contribuyentes del Servicio de Impuestos Internos (SII) a Bancard Inversiones Limitada en 2017 y 2018, por las millonarias transferencias que en 2015 realizó a su relacionada en Islas Vírgenes Británicas (IVB), Bancard International Investment, fue reconocida por el grupo empresarial de la familia Piñera Morel mediante un comunicado.

“Respecto de los traspasos en cuenta corriente de los años comerciales 2015 y 2016, Bancard Inversiones Ltda. rectificó su balance tributario y declaraciones de renta correspondientes, con apego a la ley y accediendo a los beneficios automáticos que le correspondían como cualquier contribuyente”, dijo Bancard mediante un comunicado que hizo llegar a medios de comunicación el pasado 6 de diciembre, pero que no fue publicado. “Esta operación se dio dentro del curso normal del giro de la empresa, y fue realizada y conocida exclusivamente por su administración y representantes”, agregó.

La confirmación de Bancard al acto de fiscalización del SII surgió luego que El Desconcierto publicara una serie de antecedentes que dan cuenta que Bancard Inversiones Limitada, una empresa que controla en 66% el Presidente Sebastián Piñera Echenique, transfirió a título gratuito unos US$96 millones a Bancard International Investment, de sus hijos, que a esa fecha estaba domiciliada en IVB. Dicha operación implicó que la empresa de Piñera no recibiera retribución por parte de la empresa de sus hijos y no pagara impuestos durante dos años.

Te puede interesar: Las millonarias transferencias de la familia Piñera Morel a paraísos tributarios y la investigación del SII en contra de Bancard

Así fue como inició el SII su acción sobre el grupo Bancard: “Como parte del programa denominado ‘Auditoría al FUT, AT 2016 y 2017’, se efectuó Notificación N°1481, de fecha 05-12-2017, requiriéndole al contribuyente Bancard Inversiones Limitada (…) antecedentes contables y tributarios, a objeto de verificar la correcta determinación de la Renta Líquida Imponible, en cuanto a la determinación Impuesto de Primera Categoría, Impuesto Único de Primera Categoría, Impuesto Único del Artículo 21 de la LIR, Retención del Impuesto Adicional, los saldos del registro Fondos Utilidades Tributarias (FUT), correspondientes a los Años Tributarios 2016 y 2017, como también la correcta determinación del Pago Provisional por Utilidades Absorbidas del año tributario 2018 (PPUA)”.

Años sin fideicomiso

Los años en cuestión, 2015 y 2016, con efectos tributarios para 2016 y 2017, son parte de un periodo más amplio, que dura hasta 2018, en el cual ni Sebastián Piñera Echenique, ni nadie de su familia, tenía activos bajo fideicomiso. En 2015, de hecho, Bancard Inversiones Limitada, su empresa, estuvo activa concretando operaciones en Chile para hacer las transferencias a la Islas Vírgenes Británicas, a las sociedades de sus hijos.

En ese periodo no existía nada que garantizara que Piñera no estaba al tanto de la reconfiguración casi completa del grupo empresarial familiar, pese a que él ha insistido en que salió de la administración (mas no de la propiedad) de Bancard hace 10 años. Este martes, luego que fuera aprobada una comisión investigadora en la Cámara de Diputados por estas operaciones, no se refirió a la fiscalización del SII y las operaciones cuestionadas, pero insistió en que él no toma decisiones de negocios, actualmente.

Concretamente, lo que hizo Piñera fue someterse a un fideicomiso voluntario en su primer periodo presidencial para sus inversiones en Chile, no en el extranjero, que duró hasta marzo de 2014. Terminado ese mandato salió de la esfera pública, en paralelo a la reconfiguración de su grupo empresarial y los envíos a paraísos fiscales. Recién en marzo de 2018, cuando asumió su segundo mandato presidencial, se vio obligado, por la nueva Ley 20.880 sobre Probidad en la Función Pública y Prevención de Conflictos de Interés, a realizar un nuevo fideicomiso para sus negocios en Chile, y otro de forma voluntaria para los del extranjero.

En el marco de las operaciones de 2015 y su remanente de 2016, las del periodo sin ningún tipo de fideicomiso, el SII analizó el Libro Diario de la compañía de Piñera, en base al cual se obtuvieron versiones editadas del Libro Mayor, Balance General de 8 Columnas y un estado de cuentas contables. El documento que inició la fiscalización del SII así describe cómo se logró la liquidez para concretar la operación, a título gratuito, con la sociedad de sus hijos:

“En esta actividad de proveedor de fondos para otras entidades del grupo económico, se destaca el hecho que el contribuyente al 01-01-2015, mantenía inversiones en fondos mutuos por $127.891.467.103, disminuyendo al 31-12-2015 y 31-12-2016, a montos $10.405.017.609 y $3.125.564.269, respectivamente. Por su parte, se aprecia que los fondos obtenidos en las liquidaciones de fondos mutuos, en los periodos de cierre ya señalados, fueron principalmente destinados a cubrir los aumentos de las cuentas de activo de Bancard International, cuyo saldo subió de $1.708.725.710, a $68.029.194.557 y $64.135.245.675, como también de la cuenta de Mediterráneo FIP, que experimentó variaciones desde un saldo inicial negativo de $2.209.818.651 a saldos positivos de $81.000.741.142 y $80.753.881.142. En resumen, del total de los recursos financieros de la sociedad, permanecieron colocados en empresas relacionadas, mediante la figura de cuenta corriente mercantil, a título gratuito, en los años comerciales 2015 y 2016, alrededor del 63,32% y 68,23% respectivamente, encontrándose los beneficiarios de dichos fondos en Chile y el extranjero”.

De lo anterior se desprende que la empresa del Presidente Piñera, para hacer los envíos a la sociedad de sus hijos en Islas Vírgenes Británicas, tuvo que liquidar una serie de posiciones en fondos mutuos para obtener los recursos. El SII agrega, además, que califica al grupo empresarial de la familia Piñera Morel como un “Family Office” y que Bancard Inversiones Limitada”“ha actuado de proveedor de recursos financieros de empresas y otros patrimonios integrantes del mismo grupo empresarial y/o familiar”.

En esa misma línea, el SII dice que “los recursos financieros que permanecieron colocados en empresas relacionadas mediante el esquema de cuenta corriente mercantil, evidencian que es una actividad habitual de financiamiento hacia otras entidades del grupo”.

De hecho, el registro histórico de las empresas de Piñera en notarías, Conservador de Bienes Raíces, Archivo Judicial y Diario Oficial, dan cuenta de, al menos desde 2005, una serie de traspasos de recursos y derechos sociales a sociedades de sus hijos. Esos traspasos, que algunos abogados consultados por El Desconcierto califican como una discutible maniobra para traspasar la herencia en vida, serán revelados por este medio en un tercer reportaje, en el marco de una serie de contenidos que buscan dilucidar cómo ha llevado adelante sus negocios la familia presidencial.

La fiscalización del SII a las operaciones de 2015 y su remanente de 2016 también dan cuenta de otros envíos de recursos desde la empresa de Piñera Echenique a la de sus hijos, incluida una en Luxemburgo que, hasta ahora, no está claro si fueron o no fiscalizadas. Se trataría de otros US$400 millones que fueron enviados desde Bancard Inversiones Limitada a esas sociedades.

Los traspasos datan de 2015 y 2016, periodo en el cual Bancard International Investmente e Inversiones Eneida, de Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo, respectivamente, aún estaban activas. Piñera Echenique y Bancard Inversiones Limitada, en los dos comunicados que han sacado hasta ahora sobre el tema, han dicho que ambas sociedades fueron liquidadas posteriormente, pero no se han referido al periodo previo; ese en el que se hicieron las transferencias irregulares que detectó el SII y que podría involucra a más operaciones.

Nota del Editor: El Desconcierto, insistentemente y mediante correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de WhatsApp, ha intentado comunicarse con el Presidente Sebastián Piñera Echenique y quienes administran su empresa. Pero tanto Juan José Lagorio y Juan José Bruna, los periodistas de Piñera, como Nicolás Noguera, el gerente de la fortuna de la familia Piñera Morel, han optado por no responder tales solicitudes.

Contenido relacionado

El homenaje de Denise Rosenthal a Macarena Valdés en la tercera noche del Festival de Viña

Ana Gabriel sobre el estallido social: “Yo me mantengo fuera de cosas politizadas. Lo mío es cantar”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

VIDEO| Revive los momentos más políticos de la presentación de Stefan Kramer en el Festival de Viña del Mar

Piñera se anticipa a nuevas movilizaciones: “Marzo, ¿mes de acuerdos o de violencia?”

Video| Comediante Paola Molina arremete contra Piñera: “Debería, eventualmente, terminar en una cárcel”