fbpx
Reportajes

El drama de los trabajadores asintomáticos: Denuncian problemas para tramitar licencias y retorno laboral sin test de salida

Por: Natalia Figueroa / Publicado: 19.05.2020
Imagen referencial Clean Solution /
Trabajadores de una empresa de limpieza y aseo se tomaron un examen preventivo, tras enterarse que uno de sus compañeros estaba contagiado. Aún cuando no tenían síntomas, resultaron positivos. Desde entonces comenzaron sus problemas: no pudieron tramitar sus licencias médicas y las empresas donde prestaban servicios les solicitaron un test de salida, procedimiento que el Minsal ya no realiza. Esto les ha costado no poder volver a sus trabajos por no tener certeza de su estado de salud.

El viernes 24 de abril se detectó el primer caso de contagio por coronavirus en la empresa Clean Solutions, una pyme de alrededor de 60 trabajadores, dedicada al servicio de aseo y manejo de basura para empresas, call centers, laboratorios farmacéuticos, inmobiliarias, entre otros espacios.

Este trabajador –que prefirió no dar su identidad– prestaba servicios en un edificio cuando comenzó a sentir síntomas leves y dio aviso la empresa. Por prevención, su empleadora le dijo que fuera de inmediato a un centro de salud para que le tomaran el examen PCR. Por su comuna de residencia, le correspondía ser atendido en el Hospital San José, en Independencia. Una vez ahí, el facultativo de turno notó que no tenía una sintomatología tan severa y le indicó que no necesitaba hacerse el examen.

El trabajador volvió a su domicilió y al otro día se presentó nuevamente al trabajo. La sensación de cansancio continuaba y decidió avisarle a su jefa que insistiría en el hospital para la toma del test PCR. Durante esa mañana Andrea Morales, gerenta de operaciones y servicios, se reunión con él para hacer los trámites médicos. A ella le parecía insólito que descartaran aplicarle el test a una persona que podría ser un foco de contagio.

Después de horas de espera, esta vez sí le tomaron el examen, aunque el resultado estuvo disponible después de ocho días: dio positivo. Así comenzó la cuarentena en su hogar al igual que los trabajadores con los que mantuvo contacto estrecho. Por esos 14 días obtuvo la primera licencia y una vez finalizado este periodo de aislamiento, volvió al hospital por el alta médica que resultó ser una copia de su ficha en la que escribieron con letra manuscrita: “No tiene coronavirus”. No le hicieron ningún chequeo de revisión ni tampoco le dieron hora para que posteriormente le tomaran el examen. “Fue una revisión sin rigor ni criterios”, dice Morales.  También le negaron extender si licencia médica.

Esto tuvo efectos laborales. Como una medida de resguardo, los clientes a los que presta servicios la empresa (como los encargados de los edificios), establecieron como requisito contar con un examen que acreditara que los trabajadores estaban recuperados para reintegrarse a sus funciones. Solo con eso se asegurarían que no eran pacientes activos y un riesgo para la comunidad con la que tenían contacto.

Así el trabajador y su empleadora volvieron al hospital para pedir el examen de salida, pero el médico que le dio el alta no estaba de turno ese día y nadie sabía cuando iba. “Nos fuimos a la UC y a Integramedica”, precisa Morales. En este último centro médico accedieron a tomarle el test después de nueve días del “alta ficticia”, como la califica.

Pero un nuevo problema se presentaría con la cobertura de las licencias médicas. Al no contar con una orden extendida por el facultativo que le dio el alta médica, tanto Fonasa como la seremi de Salud y la Mutual de Seguridad rechazaron gestionar su licencia médica. “En el fondo está en cuarentena sin que nadie gestione sus licencias. Nosotros como empleadores consultamos a la Inspección del Trabajo que nos dijo que, en caso de común acuerdo con el trabajador, se les da el reposo y se toma como descuento de los días de vacaciones”, explica Morales. Nosotros aunque seremi no les da aún su licencia. Como empresa, aclara, acordaron no descontar y pagarles. “Es una manera de ayudarlos ya que nadie solucionó tema”, dice.

Con este problema a cuestas, el trabajador volvió al hospital San José el viernes 15 de mayo, para insistir en el examen que acreditara su estado de salud. “Me tomaron la temperatura, les expliqué todo, les mostré le papel que tenía de alta. Les dije que he estado a paracetamol y que necesitaba un examen para mi trabajo. ‘Me han sacado del trabajo, me han sacado del condominio por eso’”, les dijo.

Esperó una hora hasta que otro médico lo llamó: “Te vamos a dar tu licencia, pero no te vamos a hacer pruebas porque ya apareces de alta en el sistema”, le informaron según cuenta. Le explicaron que el servicio estaba colapsado, algo que él mismo comprobó porque estuvo durante horas esperando el documento médico que vence este jueves 21. Por otro lado, sigue esperando el resultado del test que se tomó de manera particular para presentarlo al trabajo y tener completa claridad sobre su estado de salud, a casi un mes de saber que estaba contagiado.

De acuerdo a la información que solicitó El Desconcierto, el Ministerio de Salud señaló que no hay una indicación de realizar test de salida para dar el alta médica, según confirmaron desde la subsecretaría. El 14 de abril el Comité Asesor dio a conocer el protocolo para determinar a los pacientes sin riesgo de contagio. Respecto a “examen de alta” descartan que el PCR sea el instrumento para determinar si una persona es positiva para COVID-19 mantiene la capacidad de transmitir la enfermedad y que el examen Inmunoglobulina G (IGG) detecta los anticuerpos que el organismo desarrolló para combatir la infección. Del Hospital San José informaron que están acogiéndose estrictamente a este protocolo del Minsal.

Trabajadores asintomáticos

Al igual como hicieron en este caso, la empleadora pidió a otros trabajadores que también se tomaran el examen de manera particular para evitar contagios en la empresa. Fueron a Integramédica: de cuatro, dos resultaron positivos. Ninguno de ellos presentó síntomas y, hasta ahí, mantenían normalmente sus jornadas laborales.

Es el caso de Altagracia Cuello Ramírez a quien le tomaron el primer test el 29 de abril en un centro de salud en San Joaquín. El mismo día supo de su resultado positivo y comenzó la cuarentena por 14 días. Por este tiempo no le dieron la licencia, desde la seremi argumentaron lo mismos motivos que el caso del trabajador anterior (no tener orden médica). Terminado el aislamiento, por segunda vez se repitió el test que dio nuevamente positivo, esta vez atendida por un médico. Este le extendió la licencia diagnosticándola como paciente Covid asintomática. En ambas ocasiones el costo aproximado que pagó fue de $12.000 por cada examen, a costo del empleador.

Por otro lado, el supervisor de terreno Enrique Fernández, que estuvo en contacto directo con el primer trabajador contagiado, también se lo tomó de manera particular. Optó por el Medicec Centro de Especialidades Clínicas de Macul y su resultado fue positivo. Lleva siete días confinado en su domicilio preocupado por la gestión de su licencia médica:

“Todos me indican que el médico que dio la orden es el que debe dar licencia, pero yo me la conseguí sin ir al doctor. Y menos mal que lo hice de esa forma porque si no, no me hubiesen dado la orden porque no presento síntomas”, sostiene Fernández que poco antes de esta conversación se tomó la temperatura y alcanzaba los 36.7°.

Algo similar le ocurrió a Jaime Norambuena, trabajador informático del Hospital San José y dirigente gremial. Estuvo en contacto estrecho con la primera trabajadora contagiada del área y comenzó la cuarentena preventiva.

Ellos pidieron que les realizaran el examen, pero dijeron que por protocolo debían esperar a que presentara los síntomas para ir a la Mutual de Seguridad, porque ya estaban informados que eran trabajadores con “contacto estrecho” que entra en la categoría de enfermedad profesional. Norambuena nunca presentó síntomas, no le tomaron el test, aunque podría haber sido asintomático.

Aun así, ha tenido dificultades para tramitar la licencia por este periodo de cuarentena. “Nuestras licencias no aparecían, ni tampoco las de mis compañeros desde el 15 de abril, no figuraban en ninguna parte. El subdirector de Recursos Humanos dijo que el recinto hospitalario estaba consciente de eso porque había un retraso de la seremi, que emite las licencias por ‘contactos estrechos’”, indica.

Regulación por licencias

La semana pasada la subsecretaria de Salud emitió una circular en la que se modificó el criterio para otorgar las licencias de 14 días a 4 días en caso de pacientes “sospechosos” de Covid. Algo que posteriormente fue justificado por el ministro Jaime Mañalich quien aseguró que el periodo de licencia se ajusta a la demora estimada de la entrega de los resultados de test PCR, y en caso de salir positivo eso se extiende por los 10 días restantes.

Dos abogados laborales consultados por este medio explican la situación que se observa con estos trabajadores y la cobertura de licencias médicas.

Javiera Aravena, abogada y profesora ayudante de derecho del trabajo de la UDP, explica que en la medida que se han ido presentando problemas se ha ido modificando la cobertura de las licencias porque las circunstancias de riesgo o de estar contagiado han ido variando. “Esto ha sido improvisación, y hasta algún punto se entiende, pero no a este nivel. La ciencia recomienda que guarden cuarentena, pero esa realidad no está reconocida en los procedimientos actuales en cuanto a las licencias médicas. Es decir, al trabajador se le está forzando a que, si quiere protegerse y proteger a sus compañeros, se quede en la casa y arriesga a que les descuenten de sus remuneraciones”, sostiene.

Por otro lado, por los exámenes que solicitan para reintegrarse a los empleos, el abogado Javier Pineda, de la Defensoría de las y los Trabajadores, explica que al finalizar la licencia el trabajador vuelve a presentarse y si el empleador no lo permite y le exige algo extra, debiese ser de cargo del empleador. “Si eso implica días de inasistencia porque no hay horas disponibles, el empleador debiese pagarle esos días al trabajador”, detalla.

Ambos profesionales explican que el empleador tiene la obligación de garantizar condiciones de seguridad, de acuerdo a lo establecido en el Código del Trabajo. Así también, el Ministerio de Salud emitió un instructivo donde entrega recomendaciones para los lugares de trabajo y los casos que se presenten empleados con Covid, entre ellas la sanitización y la preferencia por adoptar el trabajo virtual. Aunque solo hace mención a los casos sintomáticos.

A su vez, este fue un tema abordado este miércoles por la comisión de Salud del Senado donde parlamentarios hicieron el alcance del limitado plazo de cobertura para las licencias médicas.  La senadora de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, presidenta de la comisión, planteó que este plazo debería ser flexible ampliándose por los días en que el trabajador esperó por el resultado del examen, que en estas semanas han sido hasta diez.

“En ese momento se necesita que esta norma garantice que las personas puedan permanecer fuera de sus trabajos hasta que tengan el resultado de sus exámenes y saber en qué condiciones se encuentran después de tener ese resultado, y si se garantizan las condiciones en sus trabajas”, sostuvo, recalcando que se trataba de un criterio errado y que citarían a la Compin, la Superintendencia de Seguridad Social y la subsecretaria de Trabajo para abordar la situación.

Contenido relacionado

Bitácora de un traslado aéreo por COVID-19: Vino a Chile de vacaciones y no sabe que está internada en Concepción

Medicamentos para el VIH: El fantasma del desabastecimiento en medio del coronavirus

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Baleados por no pagar el arriendo: El brutal desalojo a disparos de miembros de comunidad migrante

Tendrá que mantenerse en cuarentena: Julio César Rodríguez da positivo en su nuevo examen de COVID-19

Encuentran a dos adultos mayores fallecidos en su domicilio en Coquimbo: Se evalúa posibilidad de muerte por COVID-19