Cartas

Ser cristiano y apoyar la Ley de Identidad de Género no es una incongruencia

Por: El Desconcierto | Publicado: 23.01.2018
Ser cristiano y apoyar la Ley de Identidad de Género no es una incongruencia BanderasOTDyTRANS |
Llegó el momento que Chile comience a abrir su mente y corazón, que nuestros parlamentarios hagan su pega y que quien dice ser cristiano abrace y proteja a las población más vulnerable. No es posible que la dignidad de los niños, niñas, adolescentes y adultos deba ser judicializada, es inhumano y brutal.

Sra Directora:

Durante esta jornada, tras una reñida votación en la Cámara de Diputados, el proyecto de Ley de Identidad de Género regresará a la Comisión de Derechos Humanos del Senado para comenzar su tercer tramite constitucional. Mientras se debatían los artículos de la norma, una vez más fuimos testigos en el Congreso Nacional de la violencia de grupos religiosos que se oponen al avance de derechos para la población trans, quienes tuvieron que ser expulsados de la Sala por interferir en el debate democratico.

Por otro lado, quedo en evidencia el mezquino compromiso de nuestros Congresistas con su trabajo. Lamentablemente no se pudo reunir el quórum necesario para votar una importante indicación, provocando una compleja contradicción: se rechazó que la norma sea exclusiva para mayores de 18 años, pero también se rechazó el procedimiento que regula el cambio de nombre y sexo legal de los menores de edad.

Una vez más la extensión de derechos civiles a grupos historicamente desaventajados esta siendo boicoteado por los sectores más conservadores y crueles de nuestro país. Mismos sectores que se han opuesto en bloque al reconocimiento legal de libertades individuales que nunca debieron ser prohibidas. Quienes por lo demás faltan a la verdad, ya que se han encargado de desinformar a la sociedad y de transmitirles falsas «consecuencias» que traería la aprobación de la Ley.

Mientras que la reacción de los fanáticos religiosos no deja de ser llamativa, ¿cómo es posible que se autodenominen fieles de Dios?, cuando en realidad están llenos de odio y muy lejos de ser cristianos. Porque ser cristiano y apoyar la Ley de Identidad de Género no es una incongruencia, sino uno de los actos más puros de amor al prójimo.

Llegó el momento que Chile comience a abrir su mente y corazón, que nuestros parlamentarios hagan su pega y que quien dice ser cristiano abrace y proteja a las población más vulnerable. No es posible que la dignidad de los niños, niñas, adolescentes y adultos deba ser judicializada, es inhumano y brutal. La Ley de Identidad de Género es una necesidad que mejorara la calidad de vida de miles de almas presentes y futuras.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.