Nacional

Los muros de los que nadie se hace cargo: Instalan inmensa barrera a metros de la Plaza de la Dignidad

Por: Natalia Figueroa | Publicado: 13.03.2020
Los muros de los que nadie se hace cargo: Instalan inmensa barrera a metros de la Plaza de la Dignidad | Foto: Natalia Figueroa
El Desconcierto consultó a Carabineros, a la municipalidad de Santiago, a la Intendencia Metropolitana, al Ministerio de Transportes y todas las instituciones negaron haber dado la autorización para instalar estos bloques de concreto —llamados barreras de New Jersey—, en la intersección de Carabineros de Chile con Vicuña Mackenna. “Mi camioneta por ahí no pasa, los bomberos por ahí no pasan, las ambulancias por ahí no pasan. Esto no es un campamento de estrategia militar”, señaló un vecino que registró la instalación.

Antes de las 10 de la mañana, en la intersección de las calles Carabineros de Chile y Vicuña Mackenna, se vio cómo varios hombres, custodiados por Carabineros, instalaban grandes bloques de cementos llamados barreras New Jersey.  Así, horas antes de que se realice una nueva jornada de protestas, como ha sido la tónica desde el 18 de octubre, se instala un verdadero frontón en la denominada “zona cero”.

No es el primer lugar donde se observan estos inmensos bloques, de más de dos metros de alto: frente al centro cultural Gabriela Mistral, en la plazoleta donde se ubica la Iglesia de Carabineros, que resultó en parte quemada el viernes 3 de enero, también se instaló una gran barrera que va desde los locales hasta casi la Mutual de Seguridad.

El murallón frente al GAM se instaló casi a fines de enero y se ha convertido en un foco de enfrentamientos entre manifestantes y Carabineros como si se tratase de una verdadera trinchera. Desde un lado lanzan lacrimógenas, perdigones y, desde el otro, piedras con hondas.

Foto: Alexis Ceballos

Ahora se suma esta nueva muralla de concreto que de inmediato generó reacciones entre los transeúntes que pasaban por el lugar. En varios videos que se difundieron, los peatones manifestaron su descontento por el foco de conflicto que generaría. Para los propios vecinos de los edificios, ya con los carros policiales estacionados en la calle Carabineros de Chile, el clima se ha vuelto muy inseguro. Ahora, con la barrera instalada, la situación se agudizaría.

Esto ya es irracional, ponen murallas en la calle Carabineros de Chile”, tuiteó una persona. También un vecino que debía ingresar con su camioneta hasta el Crown Plaza: “Esos son nuestros edificios. Esa es la pasada para los autos. (…) Mi camioneta por ahí no pasa, los bomberos por ahí no pasan, las ambulancias por ahí no pasan. Esto no es un campamento de estrategia militar, ¿cómo nos van a cercar así? Esto no es vida. Nosotros estamos sitiados por la policía y lo venimos denunciando desde octubre”, se escucha en el registro de casi un minuto.

El Desconcierto consultó a distintas a autoridades sobre quién dio la orden de instalar estos murallones. Carabineros señaló, a través de su encargado de prensa, que podría tratarse de una donación de particulares, algo que también se habría realizado en los bloques ubicados frente al GAM.

En un video grabado por Felipe Parada, militante del partido del Frente Amplio “Comunes”, le consulta a uno de los carabineros quién les dio la autorización y éste le dice que pregunte a la municipalidad de Santiago, encabezada por el alcalde Felipe Alessandri. Al consultarles, el municipio respondió que desconocía quiénes estaban instalando los bloques y que cortar las calles depende de la seremi de Transportes.

Este medio le preguntó a la seremi de Transportes, quien respondió que la Municipalidad de Santiago pidió cerrar la calle Ramón Corvalán, pero que luego «ellos mismos pidieron dejar sin efecto la solicitud».  “No hemos autorizado ningún cierre en ese sector”, aseguraron.

La Intendencia Metropolitana, en tanto, respondió que que ellos tampoco habían dado la autorización. Por segunda vez se le consultó al municipio por su versión oficial de estos hechos: “Ninguna”, respondieron. En resumen, nadie se hizo cargo de la instalación de la muralla.

Según el portal de la Municipalidad de Santiago, una actividad de cierre de calles debería contar con las siguientes autorizaciones: Aprobación de Carabineros de Chile, solicitada por la Dirección de Tránsito, visto bueno de la junta de vecinos respectiva y la presentación de una solicitud con 20 días hábiles previos al inicio de las obras. Algo que aquí no ocurrió.

Foto: Natalia Figueroa

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.