Nacional

Paro de camioneros: Las otras oportunidades en que el gremio ha puesto en jaque al país

Por: El Desconcierto | Publicado: 27.08.2020
Paro de camioneros: Las otras oportunidades en que el gremio ha puesto en jaque al país Octubre de 2019 | Agencia Uno
En al menos cuatro oportunidades el gremio de los transportistas ha llevado a cabo movilizaciones nacionales, desde su histórica aparición en la escena pública en 1972, cuando con recursos económicos de la CIA, contribuyeron a desestabilizar el gobierno de la Unidad Popular. Impuestos, el Tag, y otras consideraciones particulares del gremio, motivaron sus paralizaciones en los años posteriores, que en casi todos los casos, se resolvieron cuando el gobierno cedió a las presiones de los transportistas.

El paro de camioneros que inició este jueves, convocado por la Confederación Nacional del Transporte de Carga Terrestre de Chile (CNTC), se ha convertido durante esta jornada en una de las principales noticias que marcará la agenda del gobierno y de la opinión pública.

Esto porque su paralización implica el desabastecimiento de diversos productos de primera necesidad, lo que en un contexto de pandemia, puede convertirse en una situación urgente muy rápidamente. Así lo demuestran la serie de paros que han llevado a cabo los transportistas en nuestro país a través de su historia, y que te invitamos a revisar a continuación.

[Te puede interesar]: Paro de camioneros: Integrantes de la CNTC interrumpen tránsito en Ruta 68 y Temuco

1972: La desestabilización de la Unidad Popular

Probablemente el hito más recordado por muchos chilenos en relación al gremio, ocurrió en octubre de 1972, cuando la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (gremio del que posteriormente se escindió la CNTC, que convoca hoy al paro), convocó a una paralización, que agravó los problemas de distribución de mercaderías que ya existían por esos días.

Como se supo años después, el paro contó con el apoyo monetario de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), que conspiraba para hacer caer el gobierno de la Unidad Popular, entregando también recursos a diarios opositores, como a El Mercurio.

El paro también fue conocido como «el paro de los patrones«, y con el pasar de los días, fue sumando a otros gremios, constituyendo así, una paralización prácticamente total del país.

Finalmente, la emergencia concluyó con el nombramiento con ministros de miembros de las Fuerzas Armadas, el 2 de noviembre de 1972. Así, el comandante en jefe del ejército, Carlos Prats, asumió como Ministro del Interior; el contralmirante Ismael Huerta en Obras Públicas, y el general de Brigada Claudio Sepúlveda en Minería.​ Este gabinete duró hasta las elecciones parlamentarias de marzo de 1973.

2000: Paro de camioneros por Impuesto Específico a Transportistas

Décadas más tarde, y con diversos paros locales o sectoriales en medio, la Confederación de Dueños de Camiones, liderada entonces Héctor Moya, convocó a una gran paralización para alegar por el proyecto de ley que por esos días proponía compensar parte del Impuesto Especifico a transportistas, vía un reintegro parcial de peajes pagados en vías concesionadas por los vehículos pesados.

En la ocasión, los camioneros exigieron la exclusión del transporte de carga por camión de este proyecto de ley, y su demanda sumó también a los transportistas de pasajeros, liderados entonces por Demtrio Marinakis. «Se solicita un descuento para el sector transporte de carga de dicho impuesto, mediante un crédito fiscal en la declaración mensual de pago del IVA», explicaba Marinakis.

En ese conflicto, personificado desde el gobierno por el entonces Presidente Ricardo Lagos, fue tema también la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado contra dirigentes gremiales, algo que finalmente no ocurrió.

El presidente de la Confederación del Transporte de Pasajeros, Demetrio Marinakis, señaló en la oportunidad que «aplicar la Ley de Seguridad a los dirigentes gremiales es una mala medida. Lo bueno fue que se acercaron las posiciones y se arregló el problema, ya que yo siempre he estado en contra a que se aplique la ley de seguridad a los dirigentes gremiales».

En la movilización también participó la Federación Gremial Nacional del Transporte Rural (Fenabus).

2008: Impuesto al diésel

La manifestación de parte de los camioneros volvió en junio de 2008, cuando el gremio nuevamente se movilizó por razones particulares.

En dicha oportunidad, el paro de camioneros duró cuatro días, y había entrado en una fase crítica al provocar desabastecimiento de bencina, alimentos y oxígeno para los hospitales, entre otras materias, en diversas ciudades del país.

Sin embargo, finalizó de manera favorable para los transportistas, luego de que gobierno se comprometiera a devolverles el 80% del impuesto específico al diésel durante este año y el 100% a partir de 2009.

En ese paro, el presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones, Juan Araya, quien hoy se opone a la movilización, lideró el movimiento que logró que el gobierno eliminara el 80% del impesto al diésel para los transportistas.

2019: NO+TAG

Finalmente, una de las más recientes movilizaciones del gremio, fue la que ocurrió en noviembre de 2019, cuando en pleno estallido social, los camioneros, taxistas, automovilistas particulares y motociclistas que se movilizan por distintas autopistas se reunieron, en una movilización bajo la consigna «No + Tag».

En dicha oportunidad, nuevamente Juan Araya, de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC), fue una de las caras más visibles del conflicto. “El TAG de la Región Metropolitana nos tiene asfixiados (…) La idea es demostrar su molestia, ya que el tema del TAG ha sido un abuso”, sostuvo Araya en la oportunidad.

Dicha movilización, concluyó con un acuerdo entre el gobierno y el movimiento «No + Tag», que incluyó que las multas por circular con tag dejasen de ser acumulativas, que se comenzaran a pagar sólo una vez por día, y que quienes tuvieran una deuda pendiente, pudieran condonarla pagando el 20% del total en un plazo de dos años.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.