Opinión

Sobre el reglamento que limita el aborto en tres causales

Por: Camila Rojas Valderrama | Publicado: 29.03.2018
Sobre el reglamento que limita el aborto en tres causales | / Agencia Uno
¿Por qué se permite desde el gobierno de la Nueva Mayoría que un órgano como el TC legisle en positivo pasando a llevar el consenso del Congreso y lo más importante el consenso social mayoritario volviendo a la democracia un sin sentido para las mayorías sociales?

El pasado viernes 23 de marzo, el Ministerio de Salud dio a conocer las modificaciones al Protocolo de Objeción de Conciencia (Resolución Exenta N°432 del Minsal), en el cual resumidamente se permite que la objeción de conciencia se ejerza de forma institucional en establecimientos privados que se financien con fondos públicos y también en establecimientos públicos de salud.

El gobierno de la Nueva Mayoría no hizo sino intentar cumplir ciertos parámetros mínimos de la OCDE, dado que Chile se encontraba entre un club de países que tenían una regulación completamente prohibitiva de la interrupción del embarazo. No obstante, el que ministros del TC que estaban en sus filas estuviesen a favor de la objeción de conciencia institucional y terminarán aprobándola nos demuestra que su objetivo está muy lejos de la defensa al derecho a la autonomía de las mujeres.

¿Por qué se permite desde el gobierno de la Nueva Mayoría que un órgano como el TC legisle en positivo pasando a llevar el consenso del Congreso y lo más importante el consenso social mayoritario volviendo a la democracia un sin sentido para las mayorías sociales?

Aunque es efectivo que el protocolo de implementación de la Nueva Mayoría no permitía a las instituciones privadas objetoras de conciencia recibir fondos públicos, el problema de fondo es que si hoy la derecha borra por secretaría un acuerdo social y político mayoritario es porque la NM abrió esa puerta legitimando la objeción de conciencia mediante el órgano más antidemocrático que existe como herencia de la dictadura: el TC. Los partidos tradicionales llevan 27 años alineados en la defensa de los intereses de privados y no la defensa de nuestros derechos. Por eso trabajamos en reconocer y fortalecer el trabajo de las organizaciones de mujeres y feministas que han dado esta pelea. Por eso fuimos a la convocatoria de la Mesa de Acción por el Aborto en Chile y seguiremos estando y luchando en esa línea.

Desde IA no nos perdemos y seguiremos defendiendo los derechos de las niñas y mujeres, y por sobre todo el derecho a un aborto libre, seguro y gratuito.

Camila Rojas Valderrama