Reportajes

Camila Vallejo, vocera de la campaña de Jadue: «Hubo un ensañamiento particular con Daniel que debimos haber previsto»

Por: Natalia Figueroa | Publicado: 21.07.2021
Camila Vallejo, vocera de la campaña de Jadue: «Hubo un ensañamiento particular con Daniel que debimos haber previsto» Camila Vallejo 2 |
Después de los resultados de las elecciones del domingo, la diputada comunista y vocera de campaña de Daniel Jadue, Camila Vallejo, reconoce la derrota, aunque de manera parcial, debido a que el PC ganó un espacio importante que hace años disputaba en torno a llevar una candidatura presidencial. Lo siguiente fue ponerse a disposición de la campaña de Gabriel Boric, para llegar al gobierno con Apruebo Dignidad. Sobre sus reflexiones post elecciones, los énfasis programáticos necesarios de hacer y el trabajo para los próximos meses habla en esta entrevista.

Camila Vallejo saca cuentas alegres a pesar de la derrota del domingo y es categórica con las proyecciones que se han hecho de ella como futura candidata presidencial del Partido Comunista: no quiere ponerse en un escenario que no es su prioridad, como sí lo es sacar adelante la campaña de Apruebo Dignidad y que Gabriel Boric gane en noviembre.

Con él han compartido desde la política universitaria y el movimiento estudiantil, y con los matices y diferencias que han tenido, como ella lo reconoce, ahora sumarán fuerzas para ser mayoría en este camino a la presidencia. Para eso está a la espera de las definiciones que fijen entre el Frente Amplio y Chile Digno durante los próximos días.

Como vocera de campaña de Daniel Jadue, la diputada comunista valora el gran desempeño que ha significado para el PC enfrentar este desafío electoral, que no se repetía desde la candidatura de Gladys Marín, en 1998. Hace autoctocríticas, como las que salió a decir el candidato en su discurso post resultados, porque hubo errores y reconoce que llegaron tarde a hacer campaña.

Ahora el desafío está en sacar un programa conjunto, poner los énfasis donde correspondan y ampliar los votantes, dice Vallejo. “Desde la izquierda y como tenemos que ser capaces de establecer nuevas formas de relacionarnos y superar esas diferencias que tenemos donde nos sumergimos y perdemos la perspectiva global”, comenta en esta entrevista.

-Después de los resultados del domingo, ¿qué análisis y reflexiones haces?

Que lo vemos como una derrota parcial porque tuvimos casi 700 mil votos como PC y Chile Digno que nos permite un posicionamiento de mayor incidencia política. Siempre pongo sobre la mesa que en la última elección con Gladys Marín como candidata presidencial, una figura muy conocida y transversal, logró 220 mil votos. Hemos ido creciendo en incidencia, en instalación programática, abriendo debates importantes para nuestro país y eso es muy relevante para nosotros. Sin duda, que es un avance significativo, pero también y, sobre todas las cosas, el triunfo de Apruebo Dignidad, una articulación política y social que esperábamos hace décadas, pero que recién se materializó el año pasado. Y aun siendo algo muy nuevo y reciente, ha tenido un avance significativo en la elección de constitucionales y como la mayoría de la votación en una primaria histórica. Es un avance que queremos de acá al futuro gobierno, que obviamente esperamos sea de Apruebo Dignidad y que esté encabezado por Gabriel Boric, el candidato ganador.

– ¿Hay alguna autocrítica al interior del PC?

Sí, bueno, la primera y la más importante a nuestro juicio, que lo señaló el mismo candidato Daniel Jadue, es haber llegado tarde porque nosotros reaccionamos tarde al posicionamiento que hizo el mundo independiente de izquierda a la candidatura de Daniel Jadue y nos demoramos en proclamarlo, en articularnos como Chile Digno y los apoyos llegaron bastante tarde también. En general, llegamos tarde a hacer campaña e instalarla. Una opinión personal es que tenemos que partir siempre de la base que hay un anticomunismo estructural hace mucho tiempo en Chile, entonces, no podemos enfrentar las campañas de la misma manera que lo hacen los candidatos de derecha y de izquierda que no son militantes comunistas. Podemos tener incluso los mismos programas, hablar en los mismos códigos que otros candidatos de izquierda, pero al ser militantes del Partido Comunista genera un peso y una animadversión mayor, sobre todo, en los medios de comunicación y las caricaturas que levantan, que han sido sistemáticas y permanentes. Lo vimos en las últimas semanas, incluso, desde antes que Daniel se formalizara como candidato presidencial. Para enfrentar ese tipo de escenarios -que no me parecen para nada justos ni legítimos- tenemos que tener mejores estrategias, pero tenemos que partir de esa base y revisarlo mejor porque, sin duda, afectó la elección. Ahora bien, para ser la candidatura que menos recursos tuvo, menos financiamiento -de hecho, no pusimos ni un peso en redes sociales-, los 700 mil votos es un avance muy importante, a pesar de las caricaturas y el ataque.

-Dentro de eso, ¿crees que le pasó la cuenta a Daniel Jadue el tono duro que mantuvo durante la campaña y la declaración alusiva a los presos del estallido social?

Me parece que lo más duro fue lograr revertir las caricaturas que se levantaron producto de las salidas comunicacionales y que Daniel, a pesar de todas las críticas sobre su carácter, sobre sus formas, sacara más votos y tuviera mejor desempeño electoral que el candidato más votado de la derecha, (Sebastián) Sichel. Siendo un candidato comunista, con todos los medios en contra, con todas las críticas y los errores porque en las campañas obviamente se cometen errores.

Hace unos días Karol Cariola comentó que quizá Gabriel Boric logró leer de mejor forma el proceso. ¿Coincides en esa mirada?

Bueno, no sé, obviamente hubo mejor desempeño electoral y ese es un hecho de la causa. Probablemente logró movilizar a un votante de centro, habría que verlo por territorios y en un análisis más detenido, pero evidentemente por algo ganó. Es importante mantener y aumentar esa votación, no perderla en primera vuelta. Para eso necesitamos conversar bien todos cual va a ser la estrategia para enfrentar escenarios.

– ¿Cuál podría ser esa estrategia?

Tiene mucho que ver con el programa. Una cosa es como nos desplegamos en los territorios como llegamos a más sectores, pero también con una consecuencia: cuál es el proyecto que proponemos al país y cómo lo fortalecemos en la conversación con los territorios, con las chilenas y chilenos que habitan este país, migrantes, personas de pueblos originarios, el mundo feminista. Es decir, cómo fortalecemos un programa que aspira a superar el modelo neoliberal. Fortalecer esa mirada es importante más allá de si se mira al centro, más a la izquierda, esta es una apuesta y la idea es cómo nos ayudamos todas y todos a fortalecerlo y a mejorarlo.

-¿Cómo deja esto al PC a la interna? ¿Cómo repercutió?

Estamos haciendo los balances, dejando que esto decante y que las discusiones se den en los espacios necesarios. El compañero Daniel Jadue tuvo un papel importantísimo en esta campaña y mucha gente que ya no creía, creyó y tuvo participación política por un candidato que lo representaba de verdad. Entonces, se ha ido posicionando como un liderazgo que se puede seguir proyectando hacia adelante y no solo dentro del partido, sino que en Chile Digno. Nos hemos juntado con gente con la que antes estábamos peleados, como con el partido Igualdad, Acción Humanista, Izquierda Libertaria, con los que antes estábamos separados y ahora estamos con ellos, Victoria Popular, los socialistas allendistas, Somos, Izquierda Cristiana. Tenemos un espacio de articulación de izquierdas súper importante y ahí Daniel sigue jugando un liderazgo relevante. Nos interesa ir consolidando ese espacio como proyecto político de izquierda, no solo en el marco de Apruebo Dignidad, sino que en otros escenarios electorales. Sobre todo, para fortalecer en conjunto el trabajo territorial. Eso es fundamental porque hay muchas fuerzas que tienen una raigambre popular muy grande, como Igualdad con el movimiento de pobladoras y pobladores, Ukamau. Son fuerzas que tienen mucho trabajo de base.

-Ahora en el trabajo por la campaña de Gabriel Boric, ¿qué espacio debería tomar el PC?

Bueno, nuestra historia habla por sí sola, somos un partido que sabe honrar la palabra, cumple y tiene un comportamiento ético intachable cuando se compromete con una candidatura, con un pacto o con un acuerdo programático. Esto lo cumple y lo defiende hasta el final: así lo hicimos con Salvador Allende, lo hicimos, incluso, con el gobierno de la ex Nueva Mayoría. Por lo mismo, si nosotros suscribimos el pacto de primarias, que dijimos públicamente que íbamos a defender al candidato que ganase esa primaria y acompañar al candidato hasta el final, lo vamos a cumplir. Eso lo suscribimos como partido constituido de Chile Digno, donde están los regionalismos y tenemos una articulación donde somos los privilegiados prioritarios porque es una articulación de izquierda inédita para nosotros. Tenemos que hacer un trabajo para sumarnos a la construcción de un programa conjunto y, obviamente, a la campaña para ir a ganar en noviembre.

-Más allá de las coincidencias que tienen, ¿hay algo del programa que de Jadue, y que lo diferenciaba de Boric, que te parece necesario que se incorpore en la propuesta definitiva de Apruebo Dignidad?

Creo que hay que diferencias de énfasis más que contradicciones políticas ideológicas grandes. Hay cosas muy relevantes, como poder fortalecer la propuesta de los cuidados, tener claridad sobre la propuesta de aumento del salario mínimo, la reducción de la jornada laboral, la pensión básica universal. A nosotros nos interesa que se termine con el sistema de AFP y queremos construir un sistema de pensiones público. También obviamente es algo que queremos concordar muy bien con Chile Digno, que es el espacio que llevó y desplegó la campaña de Daniel y la construcción programática. Los temas centrales que queremos que estén presente en Apruebo Dignidad se van a terminar definiendo en un espacio colectivo.

-¿Qué se ha conversado para avanzar en ese programa conjunto?

Estamos avanzando porque como es una instancia colectiva y democrática cada una tiene su orgánica con que conversar, subiendo y bajando información, pero todas y todos coincidimos en la necesidad de fortalecer y consolidar Chile Digno. Es algo que queremos trabajar no solamente en esta semana, sino que proyectar incluso más allá de las elecciones presidenciales para el próximo periodo de gobierno (2026).

-Pensando en las candidaturas de la ex Concertación, ¿cuánto crees que va a disputar realmente los candidatos de la centro-izquierda a Apruebo Dignidad en noviembre? Con figuras como Paula Narváez y, eventualmente, Yasna Provoste de la DC…

Estamos a la espera de las definiciones, pero creo que obviamente debilita mucho las candidaturas de la ex Concertación el hecho que decidan no realizar una primaria, en eso comparto la mirada del Partido Socialista. Y si hay primarias, es muy probable que haya una disputa en las bases de los votantes, pero también hay un mundo afuera que no ha votado todavía. A pesar de la historia de estas primarias aun así hay mucha gente que no está votando. Entonces, ahí hay un mundo que mirar, que convencer y lograr que participe. Si queremos cambiar las cosas de una vez por todas y si hay desconfianzas, bueno, tenemos que preguntarnos cómo recuperamos esa confianza y cómo logramos involucrar a personas que quieren cambios, pero que todavía no ven la posibilidad real de materializar ese cambio que es un liderazgo que realmente los convoque a trabajar por ese cambio. Ahí está nuestro desafío, que no solamente se trata de la disputa de votantes que recurrentemente votan en la primera vuelta entre la candidatura de la ex Concertación y la de Gabriel, sino que también sea una apuesta por ampliar la votación.

Puesta en escena

-Fueron dos debates televisivos en que se enfrentaron a Boric y Jadue, este último terminó por restarse de dos instancias más de discusión. ¿Qué te parecieron estos debates? 

Bueno, creo que a muchos periodistas se les salía recurrentemente el anticomunismo. No creo, de todas maneras, que se deba responsabilizar solo al periodismo, también hay tener medios de comunicaciones mucho más plural y diversos. Tenemos demasiada hegemonía, concentrada y dependiente de ciertos grupos económicos. No basta con eso, también hay que prepararse mejor para ese nivel de odiosidad.

-¿Crees que se replicaron «caricaturas» respecto de Jadue?

Es que no leían los programas, los periodistas tienen que hacerlo y preguntar en función de eso. Cuando se construyen argumentos, preguntas en función de caricaturas o elementos o dichos que no están en el programa termina siendo odioso, porque eso no se hace con todos y todas las candidatas. Hubo un ensañamiento particular con Daniel, es una cuestión que también debimos haber previsto.

-En la campaña, no se vieron ex figuras públicas del PC, como la ex ministra de la Mujer, Claudia Pascual, el ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza. ¿No fueron convocados?

A esta campaña estaban todas y todos convocados y no solamente del partido de nuestras filas, sino que también de las otras fuerzas políticas e independientes que estuvieron y que se la jugaron. Cada cual jugó un rol en esta campaña, sea de territorio, de vocería, eventos de campaña. Por lo tanto, como te digo estaban todos y todas convocados.

Proyecciones

-¿Te gustaría ser candidata para las siguientes presidenciales, después de Boric? 

No, no está contemplado en mi agenda y la verdad es que lo considero como una talla prácticamente. Lo que me interesa es seguir militando y ayudando a Daniel y por el momento es centrarnos en la campaña de Apruebo Dignidad, que es la prioridad.

-A futuro, ¿lo evaluarías al menos? 

No, no sé, no me gustaría ponerme en ese escenario. No está dentro de mis prioridades.

-Y en el trabajo con Apruebo Dignidad, ¿en qué rol asumirás?

Estoy con el equipo de programa y también estoy en la mesa política de Chile Digno. Estamos en las conversaciones porque nos interesa mantener la unidad de Chile Digno y en la semana vamos ir avanzando en más reuniones que nos permitan tener claridad de cara a las parlamentarias y obviamente a cómo nos integramos y ponemos los énfasis programáticos necesarios para consolidar el programa de gobierno.

-¿Te han planteado ahora ser parte de la directiva en esta campaña?

No, no se ha hablado nada sobre eso, sobre quiénes y cómo nos vamos a incorporar como partido y Chile Digno está aún en discusión y proceso de decantamiento. De todas maneras, Gabriel y Giorgio me han dicho que nos mantengamos en contacto para ver cómo avanzar y ver que estamos disponibles. Tendremos que tener reuniones con el Frente Amplio prontamente y habrá más noticias.

-Con ellos han mantenido una relación desde la política universitaria y el movimiento estudiantil. Es una relación más cercana para unirse en una campaña presidencial y revisar temas en conjunto…

Es que no depende solo de nosotros, es un colectivo y un espacio político. Con Gabriel nos conocemos hace años, hemos tenido diferencias y desencuentros, etc. Ahora claramente el esfuerzo principal es hacer que Apruebo Dignidad sea gobierno, que gane las elecciones presidenciales con Gabriel. En eso tenemos que respetar las decisiones en ese espacio colectivo para ver cómo enfrentamos de mejor manera, con la diversidad que tenemos, el proceso.

-¿Se ha visto la posibilidad de ir juntos a parlamentarias?

Estamos viendo la mejor fórmula de mantenernos unidos, no hay una sola. Queremos mantener Apruebo Dignidad y Chile Digno. Estamos en esas conversaciones y esperamos que decanten pronto porque los tiempos son acotados.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.