Reportajes

Claudia Pizarro (DC): «Hay gente en mi partido que sigue comportándose como en los 90′»

Por: Edgar Pfennings de la Vega | Publicado: 08.01.2022
Claudia Pizarro (DC): «Hay gente en mi partido que sigue comportándose como en los 90′» Claudia Pizarro, alcaldesa de La Pintana |
En conversación con El Desconcierto, la alcaldesa de La Pintana hace un duro análisis de la actualidad de su partido, los desafíos del nuevo gobierno y hace una crítica a su generación. «Nos acostumbramos a administrar lo que dejó la dictadura», afirma.

A dos meses del inicio del próximo gobierno que deberá asumir Gabriel Boric, la Democracia Cristiana debate qué rol asumirá en medio de las campañas por sus elecciones internas.

Las posturas son disonantes. Por un lado, previo al balotaje, el jefe de su bancada de diputados, Gabriel Ascencio, afirmó que la falange sería oposición al próximo gobierno ante cualquier escenario; por el otro, esta semana Carmen Frei, presidenta de la DC, se reunió con el ahora Presidente electo Gabriel Boric y sostuvo que no serán oposición.

Sin embargo, el problema al interior del partido parece ser más profundo. En esta conversación con El Desconcierto, Claudia Pizarro, alcaldesa de La Pintana y una de las primeras figuras democratacristianas que apoyó a Boric tras la primera vuelta, advierte una fuerte división en la DC y opina: «Si vamos a seguir maquillando un modelo neoliberal, (…) yo creo que es mejor no integrar el gobierno».

Además, la también delegada de la Junta Nacional del partido afirma que este problema sobrepasa a la DC y tiene que ver con un tema generacional.

¿En qué se ve reflejado este cambio generacional?

– Yo tengo 57 años y solo conozco el modelo neoliberal, en el cual crecí. Es un modelo profundamente competitivo, individualista y que, cuando hablamos de las demandas populares, en este modelo no tienen solución. Entonces en mi generación, de los 57 o 60 años, luchando por el cambio de este modelo nos quedamos en el camino. Luchamos por un Chile justo. Yo vengo luchando desde mi adolescencia, mi juventud, pero no existieron los cambios que un país justo necesita. Por lo tanto, en este modelo neoliberal que nació en dictadura nos acostumbramos a administrar lo que nos iba dejando la dictadura. También quiero decir que en democracia avanzamos, pero no lo suficiente y espero que con este nuevo Presidente podamos avanzar. Quizás no será en la dimensión que quisiéramos porque yo se que los cambios son lentos, pero ya llevamos mucho tiempo esperando.

¿Hacia qué modelo le gustaría avanzar?

Espero que podamos avanzar a un Estado de bienestar, donde pueda coexistir una empresa privada con un Estado muy fuerte y protector, donde el emprendimiento también tenga cabida y también uno pueda sostenerse como emprendedor. Y, si se cae, que tenga al menos  derechos esenciales asegurados, por ejemplo, la salud. El problema hoy día no es quien gobierne en cada uno del los partidos políticos, sino analizar en profundidad qué estamos haciendo para avanzar en los cambios profundos que un país necesita. Este Chile a medias es el Chile que le aburrió a mucha gente. No son solo los treinta pesos del Metro. De verdad, lo que debemos esperar es una dirección de los cambios profundos. Eso hoy día no se ve reflejado. Acá no se trata de buscar puestos en el gobierno, sino que de hablar de estos cambios que necesita el país.

¿De cara al nuevo gobierno, en qué temas se podrían lograr reformas más fácilmente respecto a estos cambios que necesita el país?

Yo estoy segura que el problema más grave es la salud, porque cuando los municipales hicimos una consulta nacional antes del acuerdo nacional del plebiscito constitucional la gente nos lo dijo. Fíjense que eso fue antes de la pandemia. Por lo tanto, hoy día lo que nos urge es tener una salud universal independiente del bolsillo de cada chileno.

¿Cree que se pueda lograr un acuerdo en ese tema?

– Todos queremos vivir mejor, pero nadie habla cuanto nos cuesta a cada uno el vivir mejor. Creo que esa discusión no se está dando. Hay que buscar mayorías. Yo he aprendido en política que no basta solo con tener la razón, ni gritar más fuerte. En esa línea uno puede morir pensando que uno tiene la razón. Pero realmente no se traduce en eso. Sobre todo pensando que mi adversario, quien nunca ha creído en mí, se pueda sentar en la mesa y que vaya creyendo que uno tiene razón, pero que lo reconozca él, no porque uno este gritando o golpeando la mesa. Tengo que reconocer que el Frente Amplio ha sido exitoso durante este tiempo y nosotros hemos ido fracasando.

La primera actividad en que participó Boric después de la primera vuelta fue con usted en La Pintana con énfasis en seguridad, ¿cuál cree que deben ser las urgencias en este tema y dónde se debe poner el foco?

– Hoy día hay que… Es tan difícil porque la diferencia nunca se va a acabar, pero hoy día hay que avanzar con el derecho de vivir en paz. Para nosotros los pintaninos es súper fuerte, pero siempre nos tiran la pelota a los alcaldes y de verdad que hoy día esperamos que se pueda modificar el proyecto que modifica el control de armas porque incesantemente escuchamos fuegos artificiales y balas. Ya no distinguimos. Creo que hay que mejorar la aduanas, por donde ingresa la droga, por donde ingresan los fuegos artificiales, por donde ingresan municiones y también por donde ingresan las armas. Creo que hay que avanzar en una trazabilidad de municiones y de armas. También queremos los mejores carabineros en las comunas más vulnerables y a más carabineros. Sin embargo, también nos preocupa la baja concurrencia de chilenos que van a inscribirse hoy día a ser carabineros, además de todas las bajas que han tenido, que se han ido de la institución, cuando en las poblaciones nos piden más carabineros.

Futuro de la Democracia Cristiana

En dos semanas la Democracia Cristiana deberá definir quien será su próxima directiva. Los candidatos a timoneles son la diputada Joanna Pérez; el alcalde de La Granja, Felipe Delpin; y el expresidente de las Juventudes DC, Diego Calderón.

Los comicios se dan en medio del debate sobre la postura que debe tener el partido ante el próximo gobierno y tras las elecciones en que obtuvieron los peores resultados desde el retorno a la democracia.

¿Cuál debería ser el rol que asuma la DC respecto a al nuevo gobierno de Gabriel Boric?

– La junta nacional llamó a votar por Boric. Esa tarea se dio. Todos los partidos son distintos en nuestro mundo, en nuestro planeta. Los comunistas europeos, por ejemplo, son muy distintos a los comunistas cubanos o los norcoreanos. El eurocomunismo es derechamente socialdemócrata y eso se dio en Europa. Y la DC de Chile es distinta a la de Alemania, que es más conservadora, o a la de Uruguay, que forma parte del Frente Amplio. Pero en Chile no es llegar y sumarse al Frente Amplio porque en política lo importante son las confianzas que se van generando en torno a un trabajo mancomunado. Aquí las confianzas se generan a través del cumplimiento de los compromisos.

¿Pero qué opina de la postura de algunos sectores, como Ignacio Walker, que dijo que debería renunciar un militante que entre el gobierno, o Gabriel Silber, que afirmó que la DC tiene que tratar de defender su independencia respecto a Apruebo Dignidad?

– Estoy de acuerdo con Huenchumilla sobre que sería bien extraño que la DC se sumara a un gobierno de un sector con el que ha tenido poca confluencia en el pasado. Yo particularmente creo que la DC debe confluir en la dirección de los cambios profundos, pero yo no manejo la DC, solo soy delegada de la Junta Nacional y soy alcaldesa de la comuna de La Pintana por decisión de los vecinos, no precisamente de los vecinos DC. He sido bien criticada por haber tendido puentes que sustentan hoy día la coalición de Boric, pero tengo que decir que a Boric lo conozco desde el 2009, después el 2014, y no me arrepiento de haber ido en ayuda, de pedirle apoyo. Después de los resultados de la primera vuelta me llamaron por teléfono y yo asistí porque no tenía nada que reflexionar. Era parte de mis convicciones no estar con la ultraderecha.

Gabriel Boric junto a Claudia Pizarro

¿Cree que un democratacristiano debería sumarse al gobierno de Boric si se lo piden?

Si el Presidente decide convocar a un democratacristiano a su equipo, creo que antes que uno u otro militante acepte ir, el partido debe dar señales claras de sus compromisos con el gobierno de Gabriel Boric, que ha tomado propuestas de Yasna Provoste para su futuro gobierno. Si eso no pasa, se vería como una actitud oportunista. Creo que primero no es hablar de nombres para el futuro gobierno, primero es hablar de los compromisos que tenemos para el futuro gobierno. Hacerlo al revés sería una actitud oportunista. Y en política las confianzas se construyen, se cuidan y los compromisos se cumplen. Nuestra relación con Gabriel Boric no viene desde que Yasna Provoste perdió la primera vuelta, viene desde hace diez años.

¿Si es convocada, usted estaría dispuesta?

– Quiero decir que Gabriel Boric sabe que soy alcaldesa de La Pintana y que me gusta serlo. No me lo ha planteado. Yo soy alcaldesa desde el 2016 y he aprendido que en política no solo basta con tener ganas, sino también cumplir los compromisos. Yo tengo un compromiso con La Pintana.

¿Usted consideraría un error que algún militante de la DC se sumara al gobierno?

– Si vamos a seguir maquillando un modelo neoliberal, que es lo que hemos hecho no solo la DC, sino todos los partidos de la Concertación, de la Nueva Mayoría, si vamos a seguir por esa senda, yo no estoy dispuesta. Porque el Presidente está mirando en avanzar a un Estado de bienestar. Si los democratacristianos que estamos en el parlamento, nos vamos a oponer a un Estado de bienestar, yo creo que no hay que integrar el gobierno. Yo quiero decir que hay gente de mi partido, mis camaradas, que siguen comportándose como en los años 90′. La DC era el partido más grande de la centro izquierda en ese tiempo. En términos simples, creo que hay militantes, no solo de mi partido, que no se han dado cuenta que Chile cambió.

¿Tiene algún candidato o candidata en las elecciones internas de la DC?

– No, aún no tengo candidato estrictamente porque nos estamos dando esta discusión. No se trata de nombres, sino que de hablar este tema que me estás preguntando. De verdad creo que estos temas hay que conversarlos desde antes y ese debate en mi partido no se ha dado en ninguna de las tres listas. Yo sé que tengo que ir a votar la penúltima semana de enero, pero este debate aún no se da y espero que se vaya dando y poder tener alguna definición, sin embargo, yo no estoy a priori por ser oposición a un gobierno que ni si quiera ha comenzado.

Nueva Constitución

Esta semana la Convención Constitucional definió su nueva mesa directiva, que será asumida por María Elisa Quinteros (MSC) y Gaspar Domínguez (INN).

La elección de Quinteros se dio tras nueve votaciones por no lograrse la mayoría absoluta requerida. En el proceso los representantes cercanos a las colectividades de la exConcertación se resistieron a votar por la candidata que encabezaba los pronósticos, Cristina Dorador, quien habría logrado la victoria de no ser por esto.

¿Qué le parece la elección de María Elisa Quinteros como nueva presidenta de la Convención?

– Yo de verdad que me alegro que finalmente se haya elegido una persona que no estaba en los planes de nadie. También la capacidad de ponerse de acuerdo para hacer un poco más simple esto es lo que está faltando. Creo que la dirección de la constituyente tiene que avanzar en los cambios que la gente demanda. Tener éxito en política es la construcción de las mayorías. Yo no conozco mucho de ella, pero le deseo éxito porque no está en juego solo su nombre, sino el de la patria.

¿Qué le parece el rol que asumió su sector?

– Me parece mal porque de verdad que estamos criticando a los demás, pero estamos haciendo más de lo mismo. Yo creo que aquí hoy día de nuevo nos estamos sentando sin poner nuestro capital político a disposición de los demás. Estamos mirando de forma sesgada al que tenemos al frente, al adversario. Este país es de todos, no solo de algunos. Estamos elaborando la Constitución y de verdad que estos escenarios no son los mejores al desechar un tremendo currículum de la primera exponente y quien se vaticinaba fuera la presidenta. Yo espero que los constituyentes puedan avanzar a una gran unidad. Me han sorprendido las posiciones de algunos, pero espero el mejor resultado para esta Constitución porque hay mucha esperanza en esto. Finalmente, esta es la plataforma para avanzar a un modelo distinto de sociedad y, si no estamos en esa para estar mirándonos el ombligo, no vamos avanzar para el Chile que queremos. Queremos un Chile nuevo, no queremos prácticas añejas.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.