Reportajes

Salud, vivienda y educación: Los puntos pendientes en derechos sociales en la CC

Por: Joaquín Castro Mauro | Publicado: 23.04.2022
Salud, vivienda y educación: Los puntos pendientes en derechos sociales en la CC Sede de la Convención Constitucional (referencial) | Agencia Uno
La jornada del 19 de abril fue histórica para la Convención. Ya que, a casi 10 meses de su puesta en marcha se aprobaron parte de las grandes demandas sociales del estallido social del 2019. No obstante, estos artículos aun necesitan ser afinados en su contenido y es deber de la comisión reformularlos para que pase a engrosar el borrador de la nueva constitución.

Cerca de las dos de la mañana del 20 de abril se levantó la sesión plenaria de la Convención Constitucional. En los asientos del hemiciclo muchos convencionales se abrazaban y cantaron entusiasmados diversas consignas acerca de lo que se había aprobado tras más de 10 horas de votación. Fue una jornada histórica para el proceso constituyente debido a que los derechos sociales más reclamados por la ciudadanía durante largos años, por fin se hacían presentes en la redacción de la futura carta fundamental.

La comisión de Derechos Fundamentales presentó un documento con un catalogo de 26 artículos enfocados en diversos derechos, entre ellos, el derecho a la vivienda, seguridad social, libertad sindical, salud, educación, entre otras garantías claves para consagrar en el borrador de la nueva Constitución. No sólo eso: los convencionales apuntan a que estos artículos puedan revertir el aumento del Rechazo y que el Apruebo pueda volver a ganar terreno de cara al plebiscito de salida.

De esta forma se aprobó gran parte del informe presentado por la comisión. No obstante, la gran mayoría de los artículos que pasaron al borrador de la nueva Constitución lo hicieron con pocas especificaciones (incisos) y aún se mantiene la incertidumbre de cómo se llevarán a cabo y cuales serán las particularidades de los derechos sociales aprobados.

Salud

Este artículo fue el que más apoyos recibió, aprobándose 7 de los 12 incisos del Artículo 14 que consagra el derecho a la Salud. Así, se estableció que “toda persona tiene derecho a la salud y bienestar integral, incluyendo su dimensión física y mental”. 

En conjunto, se establece el Seguro Nacional de Salud que será el sistema de atención primaria universal de carácter público. En cuanto a las Isapres, éstas podrán seguir funcionando, pero como seguros de salud privados encargándose de aquellas materias que el Estado no cubra.

Lo aprobado dejó bastante conformes a los convencionales y proyectan que se le añadirán pocos incisos al artículo en futuras votaciones de la comisión. Esa al menos es la postura del integrante de Independientes No Neutrales (INN) Juan José Martin, quien comentó a El Desconcierto que «estamos bastante conformes en lo que respecto a lo aprobado para el artículo, esta era una demanda crucial desde el estallido y pudimos cumplir a cabalidad. También tendríamos que analizar si es necesario añadir un par de cosas más, pero en sí, es una artículo muy bien estructurado».

Vivienda

En cuanto al derecho a la vivienda se aprobaron 2 de los 5 incisos del artículo 4, que consagra «el derecho a una vivienda digna y adecuada, que permita el libre desarrollo de una vida personal, familiar y comunitaria».

Además de establecer que el Estado tomará las medidas necesarias para que este derecho se cumpla de forma adecuada, los incisos que establecen el diseño y las políticos públicas para llevar a cabo el derecho aprobado no alcanzaron el quórum necesario y fueron devueltas a la comisión para ser reformados.

Respecto a esta situación, el convencional del Frente Amplio (FA) Daniel Stingo aseguró a este medio que si bien faltaron cosas por aprobar, el diseño macro del artículo está bien planteado, pero que a su juicio es «importante especificar cosas como: si el Estado es quien construirá las viviendas y por sobre todo delimitar los entornos en los que se construirán las viviendas, porque no es solamente la casa, también es importante diseñar el barrio, las escuelas y por sobre todo tener un entorno seguro para el desarrollo de las familias».

Educación

En tanto, por 114 votos a favor, 12 en contra y 20 abstenciones, se aprobó el artículo 15, que indica que “el Estado asegura a todas las personas el derecho a la educación”. No obstante, ninguno de los otras normas referidas a esta materia fueron aprobadas. En concreto, los artículos 16, 17, 18, 19 y 20 que trataban materias como que la educación es un proceso de formación y aprendizaje permanente a lo largo de la vida, el acceso universal y obligatorio, la participación y construcción de un proyecto educativo, la libertad de enseñanza y el reconocimiento a la labor educativa.

Según informan fuentes al interior de la comisión, los colectivos se pusieron de acuerdo para rechazar las normas para que éstas fueran devueltas a la comisión para ser reformuladas y mejoradas para ser presentadas nuevamente al pleno.

Respecto a la discusión de estas materias, la convencional del Partido Comunista (PC) Valentina Miranda dijo a El Desconcierto que «se necesita regular de manera muy minuciosa este derecho por el cual hemos luchado tanto. Sé que esta propuesta hablará de una educación universal, integral, gratuita, pública, emancipadora y no sexista, pero por sobre todo, que esté a la altura de lo que Chile necesita».

En línea con las declaraciones de la convencional del PC, Daniel Stingo cree que este articulado necesita ser retocado en la comisión «hay que dar una definición general del sistema, si será gratuito o no, qué pasa con los colegios subvencionados. También establecer qué pasará con todos los grados de educación escolar, media y superior. Por eso creo que acá quedamos al debe».  

Cabe consignar que la comisión tendrá 2 semanas para reformular los artículos devueltos y realizar otro informe para que sean presentados y votados nuevamente en el pleno de la Convención.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.