minería extractivaEl punto de preocupación esta vez no es el carbón. Son los relaves. Nuevamente un proyecto está bajo la mira de las comunidades de Punta de Choros, que han expresado su rechazo a la iniciativa minera encabezada por Carlos Alberto Délano. Dominga es el nombre de la mina a rajo abierto que pretende extraer concentrado de hierro de alta ley, así como también el subproducto de concentrado de cobre.

El proyecto contempla 2.500 millones como monto de inversión, y considera además la construcción de un puerto para el traslado del mineral extraído. El terminal de embarque estaría ubicado en el sector norte de Totoralillo, donde en el siglo XIX funcionó el primer puerto minero de la zona.

La empresa a cargo es Andes Iron, la cual habilitó un sitio web para dar a conocer el proyecto, donde aseguran que “a través del proyecto minero portuario, buscaremos potenciar, en conjunto con la comunidad, el desarrollo social, turístico, cultural y ambiental de La Higuera”.

Para el desarrollo del proyecto, como cualquier otro de este tipo, requiere de la aprobación de Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), el cual ya fue ingresado el 13 de septiembre de 2014, y en diciembre pasado concluyó el proceso de participación ciudadana. Para el próximo 11 de marzo, fecha que coincide con el cambio de mando,  concluye el plazo de evaluación del SEIA.

Este nuevo proyecto minero estaría ubicado a menos de 13 kilómetros del lugar en el que se pretendía instalar la fallida planta termoeléctrica Barracones, la cual contaba con la aprobación pero fue el mismo presidente Sebastián Piñera quien decidió intervenir para frenar el proyecto energético.

La decisión que puso en tela de juicio la institucionalidad medioambiental fue defendida posteriormente por el mandatario. “Era un proyecto de una termoeléctrica en el lugar donde está, tal vez, la mayor riqueza y diversidad medioambiental y ecológica de Chile y del mundo, como es la zona de Isla Damas, Punta de Choros”, declaró el presidente en entrevista con el programa “Patio de los Naranjos”.

 

Organizaciones locales refutan modelo de desarrollo

Distancias-mina-Dominga

Estas son las distancias que la misma empresa declara.

Para los detractores del proyecto, el principal riesgo es que los relaves drenen contenido tóxico en un lento proceso que puede durar cientos de años, el que sería particularmente preocupante dada la ubicación del proyecto en la cuenca de Los Choros.

El Movimiento de Defensa de Medioambiente de La Higuera (Modema), publicó un comunicado en el que firmaron varias juntas de vecinos y organizaciones sociales de la comuna de la Región de Coquimbo, en el que aseguran que “iniciativas como “Dominga” desafían toda lógica de desarrollo y sentido común y constituyen un retroceso respecto actividades sustentables y conservación de la biodiversidad”, señala el texto.

Además apuntaron sus críticas al modelo de desarrollo que según señalaron, no considera “los costos sociales y políticos del proceso extractivo”. Por ello, insisten en que proyectos como éste deben desarrollarse en zonas alejadas de poblados y cuencas hidrográficas. “La falta de un ordenamiento territorial conduce a modelos de desarrollo local no consensuados donde el medio ambiente queda desprotegido y el crecimiento económico no es viable”, argumentaron.