920_28_contaminacionNingún rastro del avión, sólo kilos de basura. Ese ha sido el único hallazgo que han logrado detectar los casi 26 países que participan de la exploración. “Hay un montón de basura flotando alrededor del mundo o contenedores que se caen de los barcos, por lo que existen numerosas posibles explicaciones para estos objetos”, señaló a EFE el viceprimer ministro de Australia, Warren Truss.

Los ambientalistas ya han denunciado la contaminación del mar, advirtiendo que los desechos que hoy llenan los océanos van desde bolsas de plásticos hasta productos químicos, como contenedores y petróleo.

Según han señalado organizaciones especialistas, los desechos arrojados por las personas al mar forman islotes, tal como el Vórtice de Basura del Pacífico, donde un cúmulo de basura abarcaría hasta un millón 400 mil kilómetros cuadrados. Además, de acuerdo a datos de Greenpeace, cada año, el 10 por ciento de las 100 millones de toneladas de plástico que se producen en el mundo, terminarían en el mar.

 

La intoxicación de los seres acuáticos

Durante la búsqueda, los especialistas se han encontrado con fotografías satelitales que han resultado no ser más que basura. Según los estudios, el 80 por ciento de la contaminación marítima proviene de la tierra y 400 zonas en el mar ya se consideran “muertas” porque su nivel de contaminación no permite la vida.

“80 por ciento de la contaminación marítima proviene de la tierra y 400 zonas en el mar ya se consideran “muertas” porque su nivel de contaminación no permite la vida”.

El enorme nivel de basura que flota en el mar ha producido una serie de consecuencias en la vida de los animales acuáticos, que han terminado intoxicándose al confundir los deshechos con alimentos.

Pájaros como el albatros, tortugas marinas, delfines, focas, ballenas y otras especies marítimas han perecido al ingerir bolsas de plásticos, redes de pescadores, corchos y otros desperdicios que, en los océanos, pueden tardar décadas e incluso siglos en descomponerse.

Según la organización Worl Wide Fund For Nature (WWF), cerca de ocho millones de piezas de basura terminan en el mar diariamente. De éstas, una gran cantidad de desperdicios es producido por las empresas y sus buques que han encontrado en los océanos un espacio libre de fiscalización para desprenderse de ellos.